¿Cuál es la diferencia entre una piscina y una alberca?

¿Cuál es la diferencia entre una piscina y una alberca?

La principal diferencia entre una piscina y una alberca está en la funcionalidad de cada una.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Piscina y alberca son dos términos que, para muchos, funcionan como sinónimos. Sin embargo, cada uno hace referencia a cosas distintas y, a continuación, te contamos todo lo que hay que saber acerca de las diferencias que existen entre ambos. No te pierdas los detalles.

Fuente: pixabay.com

Piscina y alberca: similitudes y diferencias

Las similitudes entre una piscina y una alberca son varias y notorias, por lo que resulta comprensible que, para mucha gente, sean la misma cosa. Sin embargo, hay que decir que esto no es así y que existe un pequeño detalle que es el que marca la diferencia.

Ante todo, las piscinas y las albercas son elementos grandes que se caracterizan por estar en el exterior del hogar y por contener grandes cantidades de agua, las cuales pueden variar teniendo en cuenta el tamaño de cada una.

No obstante, cada una tiene una función muy particular. En el caso de la piscina, es ideal para baños recreativos o deportivos, es decir, para la práctica de la natación.

En cambio, la alberca tiene un fin muy diferente, ya que está destinada al riego. Como bien indica la Real Academia Española (RAE), se trata de un depósito artificial de agua que está hecho con muros de fábrica y que se usa justamente para el riego.

Lo que hay que tener en cuenta acerca de la distinción entre piscina y alberca

Claro que, a la hora de pensar en un buen chapuzón para refrescarse durante un día veraniego, podría no haber diferencias entre una piscina y una alberca. Pero sí, las hay y son significativas, ya que pueden influir en la salud de una persona.

Esto se debe a que una piscina contiene elementos que trabajan en la limpieza del agua, como es el caso de los purificadores. Además, también suelen tener cloro y otros productos que ayudan a su mantenimiento.

Por el contrario, como se destina de forma exclusiva al riego, el agua de las albercas no garantiza dichas condiciones de limpieza, lo que puede generar complicaciones para quienes se sumerjan en ella.

Para finalizar, hay un detalle a tener en cuenta: en México, ambos términos sí funcionan como sinónimos. De la misma forma, hay otros países de Latinoamérica que manejan otros conceptos para hablar de piscinas.

Es el caso de Argentina y Uruguay, por ejemplo, países en los cuales una piscina es una pileta.

Teniendo en cuenta todo lo mencionado, ¿qué opinas acerca de lo que significa cada uno de estos términos?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?