Aseguran que el impacto negativo de la ley de alquileres dejó sin oferta al mercado

Aseguran que el impacto negativo de la ley de alquileres dejó sin oferta al mercado

La baja rentabilidad hizo que muchos propietarios migren del alquiler y pongan los inmuebles a la venta. En Mendoza se registra una caída de la oferta de alquileres del 43% lo que repercute de manera directa en el aumento de los valores de los mismos.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

Las especulaciones en torno a una posible modificación de la Ley de Alquileres genera incertidumbre en miles de inquilinos y propietarios que necesitan definir sus contratos. Desde la aplicación de la normativa vigente desde julio de 2020, los efectos negativos repercutieron en un mercado inmobiliario que hoy registra la oferta disponible de alquileres más baja de la historia, situación que impacta de manera directa en la suba de precios de los mismos. En Mendoza la caída de la oferta de alquileres de vivienda alcanza el 43%.

Semanas atrás, el Gobierno nacional anunció que impulsará en el Congreso un nuevo proyecto que reemplace a la Ley de Alquileres, otras versiones mencionaban que la actual ley vigente podría suspenderse por 180 días, pero aun no fue confirmado oficialmente. Sin embargo, desde los Colegios Inmobiliarios de Argentina se niegan argumentando que no se puede suspender una ley nacional con un decreto presidencial ya que "sería un golpe muy grande a nivel mercado quedar sin un marco legal regulatorio por 6 meses".

Estanislao Puelles Milán, vicepresidente del Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina (COFESI) y presidente del Colegio Inmobiliario de Mendoza explicó: "Hace un par de semanas venimos conversando con los bloques de diputados para plantear la modificación de la ley 27.551. Nos reunimos con María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo, Victoria Tolosa Paz y todos los coinciden en que hay que modificar la ley de alquileres" y agregó: "Esta ley tiene aspectos positivos tales como las garantías, expensas extraordinarias y notificaciones digitales, por lo cual no hay que cambiarla totalmente".

La baja rentabilidad de los inmuebles para alquileres motivó a los propietarios a poner a la venta sus propiedades

Los aspectos negativos de la ley repercutieron de manera drástica en la oferta de alquileres y en consecuencia, los locatarios se vieron perjudicados de manera directa ya que se provocó un aumento excesivo en los valores de los inmuebles debido a la actualización con el índice del Banco Central que hoy está dando el 51% anual. El alto costo que este aumento supone provoca que muchos inquilinos no puedan hacer frente a estos nuevos valores.

"Tenemos que volver al plazo mínimo de dos años y derogar el sistema de actualización".

"Tenemos que volver al plazo mínimo de dos años y derogar el sistema de actualización. Modificando esos dos aspectos, gran parte del stock de alquileres que se han perdido van a volver a estar disponibles para equilibrar el mercado de oferta y demanda que se derrumbó con esta ley", destacó Puelles Milán.

La oferta de alquileres en Mendoza

El derrumbe en la oferta de alquileres es una tendencia que se mantiene en todo el país. "En Mendoza se retiraron de la oferta más del 40% lo que trajo un desequilibrio entre la oferta y demanda como nunca habíamos visto. Uno de los efectos más graves es que ha causado una presión en el aumento de los precios que se puede observar", dijo Puelles Milán y agregó: "El stock de oferta disponible histórico es del 25%, hoy se registra el más bajo de la historia y llega apenas al 5%, la vacancia es casi inexistente".

La crisis del sector inmobiliario se profundizó durante la pandemia, por esa razón muchos propietarios decidieron poner sus inmuebles a la venta." Sumada a la ley de alquileres tuvimos el congelamiento del DNU por un año con motivo de la pandemia y la bajísima rentabilidad hizo que muchos propietarios migren del alquiler y pongan los inmuebles a la venta. En nuestro portal inmobiliario nos marca una caída de la oferta de alquileres de vivienda del 43%", explicó el presidente del Colegio Inmobiliario de Mendoza.

La demanda de arriendos se mantuvo sostenida ya que miles de personas aún no pueden acceder a la vivienda propia por la inexistencia de créditos hipotecarios accesibles, la inflación que hace que los inmuebles aumenten en pesos constantemente y la falta de capacidad de ahorro.

"Todo conspira contra la posibilidad de la compra de la vivienda propia. A la gente no le queda otra opción que alquilar".

"Todo conspira contra la posibilidad de la compra de la vivienda propia. A la gente no le queda otra opción que alquilar. La demanda ha sido sostenida en el tiempo y por esa razón no estamos pudiendo satisfacer los pedidos de alquileres de nuestros clientes", agregó Puelles Milán.

Efectos multicausales

Puelles Milán explicó que la disminución en la oferta de inmuebles destinados a alquileres es multicausal. Por un lado, hay una gran incertidumbre económica que se acentúa con las señales de los gobiernos respecto al mercado inmobiliario y a la propiedad privada. "Son señales que hacen mucho daño al sector...", dijo y agregó: "La falta de capacidad de ahorro y el derrumbe del poder adquisitivo de las familias es otra de las causas sumado a la alta inflación que hace que los inmuebles vayan aumentando".

Otro aspecto es la falta de políticas habitacionales en general y el efecto negativo de la ley de alquileres que provocó un derrumbe en la oferta de alquileres ya que muchos propietarios están optando por vender debido a la baja rentabilidad que tienen los alquileres en relación a otros años, sumado a los riesgos que tiene el propietario a la hora de alquilar una vivienda.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?