Si tu sueño es tener un cerdito de mascota no te pierdas estos consejos sobre los "mini pigs"

Si tu sueño es tener un cerdito de mascota no te pierdas estos consejos sobre los "mini pigs"

Cada vez son más las personas que sueñan con tener un mini pig.

Redacción MDZ Online

Lo que hasta hace poco tiempo parecía una excentricidad de los famosos, hoy en día ya es algo cotidiano y casi normal. Es que tener un mini pig como mascota no solo es algo tierno a la vista, sino que también implica una fuente de amor y cariño pocas veces vista. En esta ocasión, compartimos algunos consejos para todas las personas que quieren tener uno.

Claro que se trata de un fenómeno más general y que no incluye solamente a estos minicerdos. Por lo contrario, son varias las alternativas que se presentan a la hora de elegir una mascota que no sea ni perro ni gato.

¿Cuáles son los cuidados fundamentales para un mini pig?

Una de las cosas más importantes que hay que tener en cuenta si se tiene un mini pig es que, a diferencia de otros tipos de mascotas, éste requiere de una mayor frecuencia en sus baños.

Si bien lo ideal sería darles entre 2 y 3 duchas por semana, lo más recomendable es hacerlo al menos una sola vez en dicho período de tiempo.

Por otra parte, al igual que con todos los animales, es indispensable prestar atención al tema de la alimentación. Además de las frutas y verduras que se sabe que hacen bien, los mini pigs deben ingerir comidas específicas que contengan las proteínas que necesitan.

Por último, los mini pigs son animales que requieren de mucha atención. A diferencia de otras mascotas como los gatos, que son más bien independientes, estos cerdos pequeños implican una gran responsabilidad y exigen de mucho acompañamiento y demostración de cariño.

Dicho de otra manera, no son recomendables para aquellas personas que no pasan mucho tiempo en sus casas.

Mini pigs: algunos consejos a tener en cuenta

Es cierto que el mismo nombre con el que se conoce a estos animales hace referencia a algo pequeño, a un tamaño reducido. Algo similar ocurre cuando se observa a un mini pig bebé: son tan chiquitos que es imposible no sentir ganas de adoptar alguno.

No obstante, estos animales crecen y llegan a tener dimensiones bastante considerables, en ocasiones similares a la de los perros grandes. Por este motivo, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta antes de adquirir un mini pig radica en el espacio del que se dispone en el hogar.

También es fundamental buscar un correcto asesoramiento con un veterinario. Además de los cuidados propios de la salud de un animal, los mini pigs son mascotas que también requieren de la aplicación de vacunas y que tienen que ser desparasitados.

Para finalizar, muchos se preguntan cómo puede ser la relación de los mini pigs con otros animales, entre ellos perros y gatos. No hay nada que indique que la misma pueda ser problemática. Solo es cuestión de hacer que se conozcan de a poco, de manera tal que entren en confianza y establezcan un vínculo de compañerismo.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?