Indicadores: ¿Cómo saber si tu hijo está deprimido?

Indicadores: ¿Cómo saber si tu hijo está deprimido?

Aunque suene difícil, los niños también se deprimen. Es importante conocer las causas, sus orígenes biológicos y los tratamientos adecuados.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

¿Alguna vez te lo preguntaste? Los niños y los adolescentes también se deprimen y muchos padres no lo pueden reconocer fácilmente. Existen ciertos síntomas o llamados de atención que alertan y, una vez que se detectan, hay un tratamiento para solucionarlo.

Estadísticamente está comprobado que se trata de una enfermedad psiquiátrica muy frecuente y, en estos tiempos de pandemia por covid-19 –después de una cuarentena casi eterna-, desafortunadamente fue mucho más evidente y en aumento al punto de aniquilar a los niños y adolescentes.

Según estudios, aproximadamente un 5% de los niños a escala global tendrá un episodio depresivo antes de cumplir los 19 años y, la mitad de ellos, reciben un tratamiento adecuado. A pesar de que muchas veces las causas no son claramente identificadas, tienen un fuerte origen biológico.

El Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica Universidad de Navarra asegura que: “Es fundamental que los padres conozcan los síntomas de la depresión en niños, que sepan que no es culpa suya, y que se trata de una enfermedad que tiene un tratamiento muy eficaz… no sabemos la causa, pero sí cómo tratarla y que el niño vuelva a ser como antes”.

Entre los diversos síntomas, aseguran que los niños y adolescentes manifiestan su depresión similar. Dentro de las formas más comunes para detectarlo -entre muchas más-, están:

  • La tristeza frecuente o episodios de llanto.
  • Sentimientos de desesperanza.
  • Aburrimiento persistente.
  • Falta de energía o cansancio.
  • Sensación de culpa por cosas malas que puedan llegar a suceder.
  • Autoestima baja.
  • Irritabilidad.
  • Falta de comunicación o aislamiento social.
  • Cambio significativo en las formas y en los hábitos alimentarios.
  • Expresiones o pensamientos sobre la muerte.
  • Problemas de atención o concentración.

En líneas generales, cabe destacar que lo niños comúnmente se manifestarán irritables mientras que los adolescentes presentarán más sintomatologías depresivas. Lo más importante que recomiendan los psiquiatras es estar atentos y que, si alguno de todos esos síntomas se mantienen durante al menos 2 semanas o más, se consulte a un médico de confianza por una posible depresión

La psiquiatra especializada en salud mental infanto-juvenil Dra. Ana Mas indica que: “En líneas generales, cabe destacar que los niños más pequeños van a tender a mostrarse más irritables y con sintomatología somática y los adolescentes de mayor edad van a tender a presentar sintomatología depresiva más parecida a la observada en los adultos".

Abordar y tratar el tema, en muchos casos, cuesta. Sobre todo porque la mayoría de las familias no quieren reconocer o aceptar el problema. Lo que se debe saber, es que si el problema está, no desaparece solo. 

La psiquiatra destaca: “Desde el punto de vista médico resulta esencial que el niño reciba un abordaje multidisciplinar desde el equipo de pediatría para descartar patologías orgánicas que puedan estar ocasionando el cuadro; también intervendría psiquiatría para valoración y supervisión del caso, así como un especialista en psicoterapia".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?