Denuncian por abuso sexual a un cura que atacaba a gays y feministas

Denuncian por abuso sexual a un cura que atacaba a gays y feministas

El sacerdote Raúl Anatoly Sidders es un viejo conocido del INADI. Había sido advertido por sus dichos misóginos y discriminatorios. En los últimos días trascendió una denuncia penal en la que una joven lo acusa de haber abusado de ella. Se estaba desempeñando en Misiones.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Según la denuncia, el hecho habría ocurrido en La Plata (Buenos Aires), aunque recientemente el acusado se había movido a Puerto Iguazú (Misiones). Una joven de 26 años dice que el sacerdote católico Raúl Anatoly Sidders la acosó cuando ella iba a la secundaria y el cura se desempeñaba en la Escuela San Vicente de Paul de esa ciudad.

El fiscal de la causa es Álvaro Garganta, y el juez a cargo es Eduardo Luis Silva Pelossi. El expediente se abrió tras una ola de acusaciones derivadas de un posteo en el que distintas personas describieron cómo recordaban "las confesiones" en las que habían estado con Sidders

Según estas declaraciones, el sacerdote habría tenido comportamientos invasivos sobre niños y jóvenes con los que se entrevistaba. Y así se conocieron más y más comentarios, hasta que quedó en evidencia que algo grave puede haber ocurrido. 

El cura, claro, ya estaba en Puerto Iguazú. Es más: de acuerdo con algunos colegas misioneros, era secretario del obispo local, Nicolás Baisi.

La víctima

De acuerdo con medios platenses, el testimonio de la mujer afirma que durante las confesiones "el padre Sidders" le preguntaba si ella había visto a sus padres teniendo sexo, si había visto a su padre sin ropa, "si conocía lo que era un pene" y si "sabía masturbarse".

Esa es la parte más light de la acusación. Luego la denunciante menciona propuestas sexuales y una idea que -según ella- se repetía: "que la mujer tiene que complacer al hombre siempre".

Ante la angustia, la adolescente dejó de ir al colegio. “Como me siguieron mandando igual no entré nunca más, me rateé todo el año". Finalmente, desde la escuela le habrían advertido a su madre: "o la saca usted o la echamos nosotros".

"Entonces me sacó mi mamá del San Vicente y cuando me buscaron escuela no me tomaron en ninguna. Tuve que terminar yendo a una agropecuaria de la Ruta 36”, señaló la denunciante.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?