Mateo Salvatto: “Nos han hecho creer que Argentina es inviable, eso es falso y Mendoza es el ejemplo”

Mateo Salvatto: “Nos han hecho creer que Argentina es inviable, eso es falso y Mendoza es el ejemplo”

El joven y exitoso empresario pasó por Mendoza. En su disertación “Cambiar el mundo al alcance de todos” dirigida a jóvenes y autoridades provinciales nos interpeló a comprometernos con la Argentina pujante y próspera que todos queremos ver; demostrando que ello está lejos de ser una utopía.

Paola Arcana

Paola Arcana

Con motivo del Lanzamiento del Polo TIC del Este de nuestra provincia, la Legislatura de Mendoza y los municipios de Rivadavia, Junín y San Martín realizaron una conferencia en el Templo del Vino Bonarda de San Martín que contó con la exposición de Mateo Salvatto y la participación online del Dr. Facundo Manes.

En el encuentro, que se llevó a cabo cumpliendo todos los protocolos vigentes, estuvieron presentes jóvenes entre 14 y 30 años, sumados al vicegobernador Mario Abed, el exgobernador y diputado nacional Alfredo Cornejo y los intendentes de San Martín, Jorge Rufei; Junín, Héctor Ruíz y Rivadavia, Miguel Ronco; entre otras autoridades provinciales. 

Luego de las palabras de apertura del anfitrión del evento Jorge Rufeil y del discurso de Abed, inició la conferencia del joven empresario Mateo Salvatto, destacado emprendedor argentino. 

Fue precedido por Facundo Manes, quien participó en forma remota y dio el marco perfecto para la disertación que venía después. El prestigioso profesional dijo que “la riqueza de un país se mide por el valor del capital humano, de la ciencia y la tecnología y ahí esta la clave del desarrollo social”

"En Argentina tenemos una deuda de inspiración con los jóvenes. Las nuevas generaciones desconfían de la instituciones y de la política, no ven a la educación como sinónimo de movilidad social”, afirmó

Para él ser joven en la Argentina de hoy es un gran desafío, por eso los alentó a no aflojar: “Tienen un rol central y protagónico en la reconstrucción de Argentina”, dijo y los interpeló a no conformarse sino asumir que es posible hacer las cosas de manera diferente. “Los jóvenes podrán escribir lo que parece inimaginable”, finalizó.

Mateo Salvatto es un joven empresario de 21 años que en muy corto tiempo comenzó a desarrollarse con mucho éxito desde diferentes puntos de vista. Representó a nuestro país en competencias mundiales logrando los primeros puestos, en algunas de ellas por primera vez en la historia de nuestro país. Desarrolló desde su casa, de una manera muy rudimentaria y casera, una app que en poco tiempo creció exponencialmente: "Háblalo".

Pero además esta app tiene una utilidad social y una finalidad no sólo altruista, sino ambiciosa: visibilizar la incapacidad e integrarla a la sociedad.  Y lo más importante, dio muestras concretas de que es posible cambiar la realidad.

Comenzó a diseñarla para que quienes padecen de sordera no dependan de otra persona para comunicarse sino que puedan hacerlo por sí mismos y de esta manera recobrar mayor autonomía y la posibilidad de hacer miles de actividades de las que antes se veían impedidos. Nació con la idea de ser utilizada por alumnos de una escuela especial en la que la mamá de Mateo es profesora. 

Sin embargo hoy esta app es utilizada por quienes padecen diversas discapacidades para comunicarse, como autismo, parálisis cerebral, entre otras. Y a su vez trascendió fronteras para ser usada en más de 50 países alrededor del mundo, con 189 mil descargas y 115 mil usuarios activos. 

Pero esto no queda aquí hay mayor proyección todavía. Es que Mateo hoy está generando la app “Háblalo Business” especial para negocios e instituciones. Su objetivo no es solo ayudar e integrar a quienes padecen la discapacidad, sino promover una sociedad más inclusiva y generar un fuerte impacto social y en los mercados. Se ha propuesto que el recurso que se destina para adaptar negocios y lugares públicos deje de ser visto como gasto y se entienda como una inversión que potencia la cadena de valores, que fideliza clientes y aumenta la rentabilidad de los negocios o de las acciones públicas.

Pretende ir en dirección a un cambio de paradigma por partida doble. Por un lado que las acciones con finalidad social dejen de verse separadas al lucro. Al contrario, una actividad rentable es la que va a poder financiar los costos necesarios para que los insumos puedan de esta manera llegar a los beneficiarios en forma gratuita, sostiene.  

Pero además se propone que ya no deba ser el usuario quien tiene que contar con una app para integrarse sino que sean los lugares públicos y privados quienes cuenten con tecnología suficiente para que una discapacidad que afecta la comunicación no sea un impedimento para que el usuario acceda a un servicio. De esta manera se enfoca en incrementar la rentabilidad de su producto y desde allí financiar el acceso gratuito de la app a sus beneficiarios.

¿Te imaginas un supermercado, una comisaría o un hospital que esté adaptado para que una persona con discapacidad en la comunicación tenga la misma experiencia que quien no la tiene y pueda utilizar los mismos servicios? Quizás podría ser utópico, pero Mateo lo convirtió en realidad. 

Pero ¿Qué tiene que ver esto con que podemos cambiar el mundo, o con que los jóvenes pueden impulsar el cambio que nos permitan escribir nuevos capítulos en la historia de nuestro país que vuelvan a llevar a la Argentina a ese lugar de grandes posibilidades y de reconocida potencia que en algún momento supo tener y que tentó a la mayoría de los abuelos de los argentinos que hoy estamos acá? Está totalmente ligado. 

En la historia personal que Mateo comparte nos hace ver cómo se integra lo que sentimos desde pequeños, nuestras utopías que a esa edad suenan tan realizables, los valores que consiente o inconscientemente absorbemos de nuestra familia, la manera en cómo decidimos pararnos frente a la vida: con una actitud optimista, una compresión de que “el otro” importa y mucho, que ayudar es gratificante y que una posición privilegiada no nos carga de mayor responsabilidad, sino que nos hace afortunados de contar con herramientas para crear nuevas realidades superadoras que puedan resolver no sólo los dilemas actuales sino que también nos abren a crear lo que hoy es impensado . 

Si querés escuchar la conferencia completa en este link podés acceder. Por mi parte comparto los pasajes y las frases que me resultaron más impactantes. 

Mendoza es uno de esos faros de esperanza que siento que tienen la Argentina. Es una de las ventanas que tiene la Argentina para mirar un futuro próspero. Se hizo costumbre que Mendoza marque el camino, ojalá que la Argentina entera lo sepa escuchar”, afirmó

Y continuó “Somos nosotros quienes vamos a heredar un país que tiene todas las de ganar pero que pareciera que pierde todo el tiempo. Soy un convencido que este país tiene todas las cartas para jugar el envido, el retruco y la partida entera, el tema es que hay que jugarlas” 

Para él esas cartas son la ciencia, la tecnología, la innovación, la colaboración, la resiliencia y la mirada largoplacista, cualidades que ve que definen muy bien a nuestra provincia. 

El punto de quiebre que hace que él hoy esté en este lugar fue su decisión de estudiar algo ligado con la tecnología, que vino de la mano de su gran vocación desde pequeño de querer cambiar el mundo, que para él se proyectaba en poner cohetes en órbita o llevar personas a otros planetas. 

Creció viendo muy de cerca una de las discapacidades más invisibilizadas, la sordera, dado que su mamá es profesora y traductora de lenguaje de señas en una escuela especial. Este contacto que tuvo desde pequeño con una realidad que lo hizo caer en cuenta de grandes injusticias y desigualdades, sumado a su pasión por la tecnología lo llevaron a idear un software con utilidad social.  

Por suerte cada vez el mundo es más inclusivo pero si en este lugar se encuentra presente un sordo no se advierte a simple vista,  por eso pasa desapercibida, sin embargo hay más de 300 millones de sordos en el mundo”, remarcó. 

Luego de haber creado su app, de forma muy rudimentaria desde su casa viendo por Google tutoriales acerca de cómo crear una app, el exponencial éxito que tuvo derivó en la creación en el año 2018 de Asteorid, su empresa, que tiene como objetivo generar tecnología para el bien social.

Pretende ayudar al 8% de la población mundial que tiene discapacidades y para ello se ha puesto la meta de ser la empresa en el mundo que más facture ayudando gente. Esta convencido que  “Nadie es alguien solo” , que quien se destaca es “el resultado del trabajo de muchísimas personas que acompañaron”. 

Luego de este camino recorrido, sigue vivo su sueño de cambiar el mundo, solo que redefinido. Ya no se trata de cohetes sino de “hacer algo que mejore la calidad de vida del que está al lado” y eso, enfatizó “está al alcance de todos”.

Si es posible cambiar el mundo, entonces también podemos concluir, dice, en que todos podemos hacerlo, sea en el ámbito público o privado, porque en definitiva se trata de una forma de ver al otro como un par no como “un otro”

Y continuó reflexionando en que si cualquiera puede cambiar el mundo entonces cualquiera puede cambiar a la Argentina. 

Empecemos por casa. Vamos a heredar un país donde parece que todo el mundo es un enemigo y donde nos han hecho creer que la Argentina es inviable y eso -afirmó categóricamente- es absolutamente falso y Mendoza es el ejemplo. Argentina no es inviable, a Argentina la hacen inviable – que no es lo mismo aseguró- Somos el país con 5 premios Nobel  con más empresas unicornio per cápita, el país de la ciencia y la innovación, de la resiliencia, de la cultura, del deporte, de la música. Tenemos mucho para estar orgullosos, pero a veces no nos sentamos a valorarlo” 

Sobre el rumbo dijo que la salida no está en la coyuntura polarizada diaria, en la destrucción, en la pelea por pensar diferente, sino en “la colaboración y en la construcción de una Argentina mejor a partir de los puntos de coincidencia. Estoy seguro que acordamos que no queremos un 40% de pobreza o una educación tan poco modernizada” 

Para finalizar dijo “si los jóvenes empezamos a combatir el discurso que Argentina es inviable o que tenemos que enfrentarnos por aquel a quién votamos, vamos a empezar a encontrar esos puntos de coincidencias. 

Somos el resultado de gente que dijo ´ese es el país para apostar`,  y ese país puede volver a existir por todos nosotros si nos ponemos de acuerdo, si valoramos lo que tenemos y nos decidimos a construir juntos la Argentina que verdaderamente nos merecemos. 

Argentina es el mejor jugador de la cancha y el DT lo tiene en el banco. Asique salgamos a jugar que seguro hacemos cinco goles y ganamos el mundial” .

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?