La amargura de Guillermo y Máxima de Holanda: tuvieron que pedir disculpas

La amargura de Guillermo y Máxima de Holanda: tuvieron que pedir disculpas

Los reyes de los Países Bajos filmaron un sentido mensaje para todo su pueblo debido a las críticas y el enojo general que causó un viaje de vacaciones a Grecia. En la nota, las palabras del soberano.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

El monarca de los Países Bajos, Guillermo Alejandro, y su esposa Máxima, grabaron un mensaje oficial en el que decidieron pedir perdón a todos sus súbditos luego de recibir la opinión ofuscada a través de las redes sociales de muchos por el viaje de vacaciones que realizaron a Grecia.

"Yo no he podido irme de vacaciones. Tenía una semana libre, y no fui a ninguna parte. Lo que si hice, fue escuchar obedientemente el mensaje del rey y de nuestro presidente con recomendaciones y el pedido de quedarnos en casa. Está bien que el Rey Guillermo pida disculpas. Estoy agradecido de no haberme enfermado hasta ahora y de que mi anciana madre se haya salvado. Guillermo, fuiste un poco tonto", dice uno de los tantos mensajes que se pudo leer en la cuenta oficial de Instagram de la casa real.

Los neerlandeses piden bajo perfil.

El mensaje del Rey

"Con pesar en mi corazón, me dirijo a ti. Nuestro viaje a Grecia ha provocado fuertes reacciones de muchos holandeses. Duele haber traicionado la confianza que tienen en nosotros. A pesar de que el viaje estuvo alineado con las regulaciones, fue muy imprudente no tomar en cuenta el impacto de las nuevas restricciones en nuestra sociedad", comienza diciendo el rey Guillermo.

"Nuestra propia decisión de regresar se tomó al darnos cuenta de que no deberíamos haber ido. Desde el comienzo de la crisis de la corona, hemos hecho todo lo posible, dentro de los límites de la política, para encontrar espacio y estar allí tanto como sea posible para todos los que buscan apoyo en tiempos inciertos", sigue el monarca.

Una fotografía en el momento en que los reyes piden disculpas.

"Es un momento difícil para todos. Un tiempo de carencias, limitaciones y preocupaciones. De miedo, ira e inseguridad también. Hemos escuchado historias conmovedoras en muchos encuentros, en persona y digitalmente. Nos sentimos conectados contigo y con todas aquellas personas que se han visto afectadas directa o indirectamente. Continuaremos trabajando para eliminar el coronavirus y para que todos en nuestro país puedan retomar la vida normal lo antes posible: eso es ahora lo más importante y continuaremos haciéndolo, lo mejor que podamos. Estamos involucrados, pero no somos infalibles.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?