Tomas de colegios: duro reclamo de la Nación a la Ciudad de Buenos Aires

Tomas de colegios: duro reclamo de la Nación a la Ciudad de Buenos Aires

El titular de la Secretaría de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, presentó un pedido de habeas corpus ante la Justicia para que la administración de Horacio Rodríguez Larreta quite a los efectivos policiales de las escuelas tomadas.

MDZ Política

MDZ Política

El Gobierno nacional intimó a través de una denuncia judicial a la administración porteña de Horacio Rodríguez Larreta para que retire a la policía porteña de las escuelas tomadas por los estudiantes, en medio de una escalada de tensión que no parece tener solución inmediata.

"A partir de denuncias recibidas, desde la Secretaría de Derechos Humanos, presentamos un habeas corpus para que se retire la policía de los colegios, al considerar que los jóvenes no pueden ser imputados por contravención y se encuentran ejerciendo sus derechos", informó el titular de esa repartición pública, Horacio Pietragalla Corti, a través de su cuenta de Twitter.

Según el funcionario nacional, se trata de un habeas corpus "preventivo y colectivo" para que la Ciudad quite a los efectivos policiales de la puerta de los establecimientos educativos, a raíz de una serie de denuncias por parte de padres y alumnos, "al considerar que las y los jóvenes no pueden ser imputados de ninguna contravención y se encuentran ejerciendo sus derechos".

"Lo que se denuncia es la amenaza a la libertad personal que implica la presencia policial en la puerta de los establecimientos educativos cuyos estudiantes se encuentran en jornadas de protestas por diferentes reclamos no respondidos por las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. De acuerdo con las fotos, videos y la nota periodística que se acompañan, los policías —además de verificar quién ingresa y sale de los colegios— sacan fotos de los/as estudiantes, graban videos y les requieren información", argumentó el Gobierno nacional en el escrito presentado ante la Justicia y citado por el diario La Nación.

La Secretaría de Derechos Humanos advirtió que no se puede pasar por alto que los estudiantes son mayoritariamente menores de edad, y que en tanto "no pueden ser detenidos ni imputados por supuestas contravenciones".

Además, sostuvieron que la presencia policial en la puerta de los establecimientos "sólo persigue un efecto intimidatorio y amenazante" para que los estudiantes "cesen con el ejercicio del derecho de petición a las autoridades".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?