En un Gobierno sin conducción, ya todos quieren volver a su primer amor

En un Gobierno sin conducción, ya todos quieren volver a su primer amor

El entrerriano Enrique Cresto fue el primero en decidir su vuelta a la gestión municipal como intendente de Concordia. Deja la estratégica área de Obras Hídricas, ENOHSA. También se especula que en las próximas semanas haga lo propio Juan Zabaleta y, para el año próximo, el resto.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Un operativo mediático está cubriendo la posible vuelta de Juan Zabaleta, a partir del próximo mes de octubre, a la conducción de la Municipalidad de Hurlingham, lugar donde dejó como reemplazo al camporista Damián Selci, quien a instancias del segundo del PAMI, Martín Rodríguez, casi borra de todas las placas el nombre del actual ministro de Desarrollo Social. Por ahora, el funcionario no confirmó nada al respecto. 

Como esta noticia era un secreto a voces, algunos deslizaron que se va porque la marcha piquetera que acampó al frente de sus oficinas sobre la avenida 9 de Julio, en pleno centro porteño, más las siempre presentes diferencias con La Cámpora lo obligaron a volver al municipio. La verdad, según conocen la intimidad del poder frentetodista, pasaría por otro lado. Hasta el propio Juan Manzur se sigue debatiendo en volver o no a Tucumán. 

De hecho, tal cual había anticipado MDZ, en la última reunión de intendentes, en un ámbito más reservado, uno se preguntó por si conocían quién estaba gobernando. "Si lo conocen, avisen" ya que nadie sabe cómo se pueden parar las múltiples demandas sociales, sindicales y políticas que subsisten y se agravan. Hasta el propio Sergio Massa deslizó, aunque muchos no le creyeron, que eran sus últimas decisiones como político en funciones. "Espera estacionar la nave para después ver qué hace", dicen en su entorno.

Sin embargo, donde ya empezaron a armar los papeles de reemplazo y hubo una fuerte presión para ocupar su lugar, en el que participaron Máximo Kirchner, Sergio Massa y el propio ministro del área, Gabriel Katopodis, fue en Infraestructura. Enrique Cresto, director ejecutivo del sensible Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (ENOHSA) volverá a la intendencia de Concordia, Entre Ríos, para levantar las chances del peronismo local muy amenazadas por el cambiemista Rogelio Frigerio.

Para dentro de algunos meses, aunque nadie puede certificar día y hora, están previstas las vueltas de Jorge Ferraresi, Mariano Cascallares y Leonardo Nardini a Avellaneda, Almirante Brown y Malvinas Argentinas, respectivamente. Ferraresi tuvo que dejar a su esposa como jefa de Gabinete, Magdalena Sierra, para seguir de cerca la administración del camporista Alejo Chornobroff.

Cascallares, en tanto, volverá a conducir el año que viene el municipio que hoy administra Juan Fabiani, también de la agrupación que conduce Máximo Kirchner, mientras que Nardini no tendría tanto apuro pero le gusta más su rol de jefe comunal. Ahí la dupla que mantiene con el senador Luis Vivona no tiene inconvenientes y Noelia Correa es parte del engranaje que desplazó hace casi ocho años a Jesús Cariglino de la conducción local.

Quien sí parece sentirse más cómodo en este rol de funcionario nacional pero también con alta incidencia en el día a día municipal es Ariel Sujarchuk, quien aún suele atender en el despacho del intendente de Escobar. En su lugar quedaría, ratificado si la gente lo dispone, Beto Remil. 

En tanto, los dos que ya dijeron que no regresarán a ocupar nuevamente a sus respectivos municipios son el jefe de Gabinete provincial, Martín Insaurralde, y el ministro Gabriel Katopodis. Por diferentes razones, ambos ya dijeron que continuarán su actividad política fuera de Lomas de Zamora y General San Martín, respectivamente. 

Mientras que al primero le gustaría secundar a Cristina Fernández de Kirchner como senador nacional y dejar en Lomas de Zamora al experiodista y actual presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Federico Otermín, "Kato" aún mira con atención su valor agregado como la pata más racional y dialoguista del Frente de Todos. Algunos lo empujan para que compita en las PASO contra Kicillof.

La competencia ampliaría la capacidad de convocatoria del actual oficialismo, hoy atrapado en la lógica de las listas únicas en todos los niveles. Pero si hay internas, aunque pierda, el ministro de Obras Públicas quedaría como una figura expectante. Sin embargo, cuesta conocerle su estrategia en profundidad por lo reservado que siempre se muestra, inclusive, con los que quieren trabajar junto con él. 

Consolidado con su equipo político, Gustavo Menéndez, actual presidente del Grupo BAPRO, no dejó entrever qué hará en el futuro. Su hermana Karina, a cargo del municipio, puede quedar como su reemplazante permanente. Este municipio, junto con La Matanza, Moreno y Malvinas Argentinas componen las "4M" que nadie cree que corran riesgo electoral por más mal que le vaya al Frente de Todos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?