Axel Kicillof hundió a Mauricio Macri y exaltó la política energética de Cristina Fernández de Kirchner

Axel Kicillof hundió a Mauricio Macri y exaltó la política energética de Cristina Fernández de Kirchner

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, criticó la falta de iversión de Mauricio Macri en materia energética y destacó la recuperación de YPF durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

MDZ Política

MDZ Política

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó que la firma de los contratos para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner de Vaca Muerta "cambia la ecuación económica de la Argentina", al posibilitar "autoabastecernos, tener más gas para los hogares, exportar, lograr divisas para el país" y "potenciar la producción de riqueza" con el agregado de "valor y trabajo argentino".

Con la construcción del gasoducto "terminamos de revivir a Vaca Muerta", la cual "está hoy convirtiéndose en líder de la producción de hidrocarburos, pero no hay cómo transportar el fluido", dijo el mandatario bonaerense, en una dura crítica a la privatización de los años '90 y al gobierno de Mauricio Macri por la falta de inversión en infraestructura, que motivó que la Argentina se quedara "sin autoabastecimiento energético".

"Hoy estamos firmando para hacer los gasoductos que no previó, no construyó y no invirtió el gobierno anterior, que interrumpió la inversión en la infraestructura en rutas, en caminos, en escuelas, en hospitales, pero también en energía y eso lo estamos pagando, como ocurrió con las privatizaciones de los años '90", cuando se la vendió a la empresa española Repsol, dijo.
Al hablar en el acto de firma de los contratos, que encabezó el presidente Alberto Fernández en la localidad bonaerense de Saliquelló, Kicillof afirmó que "yendo un poco atrás" hubo "un vaciamiento de YPF" producto de "decisiones empresarias concretas" de Repsol, que "interrumpió la exploración, dejó caer y declinar los yacimientos y languidecer" la empresa de bandera argentina.

Este proceso de vaciamiento, añadió, no fue sólo de los bienes, sino también de capital humano "al emigrar los técnicos e ingenieros altamente capacitados a otras empresas", en una "pérdida de patrimonio nacional y de soberanía con un resultado concreto, de quedarnos sin autoabastecimiento energético en la Argentina y eso es algo que todavía estamos pagando".
En ese punto, el gobernador resaltó que esa situación comenzó a revertirse cuando "en una decisión muy valiente e histórica" la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner "recuperó en el 2012 a YPF para los argentinos". Y a partir de ello, "desde el 2012 hasta el 2015, las reservas, de petróleo subieron un 15% tras caer durante un año, y las de gas un 40%, al volver la inversión, la exploración y devolverle a YPF el carácter pionero y señero que siempre".

Kicillof dijo que sin embargo, al asumir el gobierno Mauricio Macri, "se interrumpió la inversión, de nuevo YPF volvió a perder participación en el mercado" y, en consecuencia, "después de crecer 15%, las reservas de petróleo bajaron un 10% y las de gas, tras haberse recuperado un 40% cayó un 30%" según "datos oficiales de la administración del gobierno anterior".

Como una "muestra más de la inacción" del gobierno macrista, el mandatario precisó que "desde el 2008 al 2011, a la red de transporte de gasoductos, en el primer gobierno de Cristina, se agregaron 1.500 kilómetros más; entre el 2012 y el 2015, en el segundo período de Cristina, creció otros 650 kilómetros", mientras que "entre el 2016 y 2019, se hicieron sólo 48 kilómetros".
Al volver a destacar la importancia del nuevo Gasoducto, Kicillof señaló que "nos traerá un ahorro de 2.200 millones de dólares, que es lo que estamos hoy pagando en términos de reservas internacionales" para abonar las importaciones de energía y que además de posibilitar el autoabastecimiento "potenciará la actividad y la producción del polo petroquímico de Bahía Blanca".
El gobernador además agradeció que la firma de los contratos se realice en la provincia, ya que "si se hubiera concretado en las sedes centrales de las empresas, por las particularidades del sistema tributario argentino, parte de los impuestos se van a erogar en la Capital Federal" sin beneficios para las provincias, que es "donde se hacen los trabajos".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?