Nuevo récord del cepo en Argentina: ¿qué viene ahora?

Nuevo récord del cepo en Argentina: ¿qué viene ahora?

El interrogante se agudizó aún más después de las restricciones a la liquidación de importaciones de todo tipo.

Rubén Rabanal

Rubén Rabanal

La pregunta circula los comentarios de los argentinos que deben viajar o tienen alguna relación con el exterior desde hace un mes: ¿en qué momento aparecerán mas complicaciones con el dólar? El interrogante se agudizó aun mas después de las restricciones a la liquidación de importaciones de todo tipo que desde hace tres días mantienen  paralizada a buena parte de la economía. Hoy apareció en el Boletín Oficial otro indicio que el camino va hacia un torniquete nuevo al cepo cada semana con la eliminación de la posibilidad de financiar en pesos las compras al exterior vía plataformas web. 

El límite a esas compras puerta a puerta tenía su antecedente en la prohibición de financiar pasajes aéreos, hoteles o paquetes al exterior,  tal como el propio gobierno lo explicó hoy intentando mostrar el nuevo endurecimiento del cepo casi como si se tratara de una virtud. Lo cierto es que el público y el mercado ya saben que la próxima vuelta del tuerca al cepo tiene una víctima cantada: el uso de dólares para el pago de los gastos que los argentinos hagan en el exterior con tarjetas de crédito. Es un límite difícil de asumir para cualquier gobierno y un costo político enorme, pero también lo fue la restricción a importaciones que desde esta semana amenaza toda la economía.

El Banco Central anunció hoy que con. la compra de US$ 536 millones  que hizo ayer logró cerrar junio con saldo positivo de US$ 950 millones. Con ese número cierra el semestre sumando US$ 1.800 millones, es decir, acercándose a la meta con el Fondo, algo que hasta hace una semana parecía casi imposible. El costo de este logro, como se anticipó en MDZ, es altísimo. El Central lo pudo hacer porque quedó casi solo en el mercado con las empresas paralizando sus operaciones en medio de dudas e incertidumbre por los nuevos procedimientos para liquidar importaciones y hasta los bancos con las manos atadas para hacer sus propios pagos.

El problema es que en este terreno ni la economía, ni el Banco Central tienen mucho mas que hacer para aliviar la crisis. El mercado se achicó a niveles nunca vistos, las restricciones al dólar están casi al límite y, aunque el Gobierno lo niegue, solo algunas operaciones mínimas de los particulares, como los pagos con tarjetas, quedaron fuera del alcance del cepo. El temor comenzó a aparecer en algunos argentinos que han tenido problemas para usar sus tarjetas de crédito en el exterior.

La realidad es que no se trata por ahora de ninguna decisión del gobierno, sino de la cautela que están aplicando los bancos a la hora de habilitar operaciones en dólares. Es lógico: un argentino que realice gastos en moneda extranjera en el exterior paga aquí en pesos a su banco que luego debe pedirle al BCRA que le habilite los dólares para cancelar la cuenta en el país de destino. Las entidades financieras ya no tienen claro que en el futuro inmediato esa operación continúe realizándose con agilidad y de ahí que exageren ya algunas precauciones. 

El gobierno, además, niega que el problema central sea. la compra de energía que se están llevando un cheque diario de U$S 150 millones. Como se dijo, el problema ya no es económico: solo la política puede restaurar una confianza que hoy es nula. Será difícil que lo haga en condiciones donde el propio oficialismo le decreta al presidente el fin de una era, como hizo ayer Andrés "Cuervo" Larroque como vocero del kirchnerismo mas duro. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?