Alberto Fernández, la "cancelación" a Cristina Kirchner y su plan político en la cumbre del G7

Alberto Fernández, la "cancelación" a Cristina Kirchner y su plan político en la cumbre del G7

El analista internacional Claudio Fantini dialogó en MDZ Radio y analizó el primer discurso de Alberto Fernández en la Cumbre del G7. Además, detalló “el plan político” del presidente al llevar a Sergio Massa a la reunión de las máximas economías del mundo.

MDZ Radio

MDZ Radio

En su discurso en la Cumbre del G7, en calidad de invitado por los máximos mandatarios del mundo, el presidente Alberto Fernández manifestó que “el mundo debe lograr la paz entre Rusia y Ucrania para terminar con las consecuencias económicas que padecen las economías de bajo nivel" producto del conflicto bélico. Al mismo tiempo, reclamó por “el apego al multilateralismo”, provocando “un cierto descontento” en el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden

Ante este panorama, el analista internacional Claudio Fantini sostuvo que "la postura de Alberto Fernández acerca del conflicto entre Rusia y Ucrania responde a pronunciamientos ambiguos, que son comentarios de cajón para no quedar mal entre las partes". Por otra parte, el especialista remarcó que el acompañamiento de Sergio Massa como integrante de la delegación argentina demarca que "a pesar del no diálogo con su vicepresidenta, el mandatario debe sentirse acompañado dentro del movimiento y por eso llevó al presidente de la Cámara de Diputados” a la Cumbre. 

Fantini consideró que el presidente “no se la jugó por ninguna de las partes en el conflicto bélico entre rusos y ucranianos". “Alberto Fernández tuvo un discurso de cajón para no quedar mal con ninguna de las partes enfrentadas. Nunca manifestó que Ucrania ha sido víctima del conflicto y menos que Putin fue quien inició la guerra provocando la muerte de cientos de personas. Esto no lo dijo Fernández y al pronunciarse sin especificaciones concretas ante estos hechos, creo que su discurso no tuvo relevancia”, apuntó el entrevistado. 

La delegación argentina que se encuentra en Alemania está integrada por el canciller Santiago Cafiero y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quienes participaron en las diferentes reuniones que se desarrollaron en la Cumbre del G7. Sobre esto, el analista describió que “el acompañamiento de Massa se debe a que Fernández no quiere sentirse solo dentro del Frente de Todos", tras haber decidido no llamar más por celular a su vicepresidenta”. 

“A su modo, el presidente está pasando por una etapa de rompimiento político y no quiere ninguna relación telefónica con Cristina. Se cansó de ser la parte del conflicto que tiene la iniciativa para resolver las diferencias y su revelación ante esto es cancelarla”, describió.

Fernández, al no animarse a limpiar a todos los funcionarios que le responden a Cristina, decidió cancelarla y ésta es su rebelión. Decidió llevar a Sergio Massa para no navegar solo dentro del Frente de Todos, sino con un aliado no kirchnerista”, agregó Fantini.

Fernández apuesta por un mundo multipolar

Antes de arribar a tierras alemanas para asistir al Grupo de los 7, Alberto Fernández llenó la solicitud y pidió que Argentina se incorpore al grupo de economías emergentes que conforman el BRICS. El mismo está compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, quienes “apuestan por establecer la nueva ruta de la seda”. 

Según el analista Claudio Fantini la medida del mandatario genera "mucha expectativa", pero nos generaría a "futuro un gran problema" con los países que integran el G7. “El BRICS reúne a un grupo de economías importantes a nivel global. Tras la guerra rusa-ucraniana, el Grupo de los 7 apuesta a reforzar sus economías locales y no quiere que estos sigan apostando al crecimiento económico de la nueva ruta de la seda”, aseveró. 

“El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue claro en esto y reafirmó su postura. Por eso ha propuesto un plan estratégico dirigido hacia los países que integran el hemisferio sur para terminar con el progreso comercial chino”, señaló Fantini y conjeturó que “la invitación de Argentina" a la Cumbre del G7 puede responder a una "contra respuesta para terminar con el avance chino", que busca establecer nuevas rutas económicas en el mundo.   

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?