Alberto Fernández: "Ni trigo ni alimentos pueden ser un arma de guerra"

Alberto Fernández: "Ni trigo ni alimentos pueden ser un arma de guerra"

El mandatario argentino, Alberto Fernández, manifestó la aspiración de la Argentina de integrar el grupo que reúne a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

MDZ Política

MDZ Política

Este viernes, el presidente de la Nación Alberto Fernández participó en forma virtual de la XIV Cumbre de Jefes de Estado de los Brics. En su discurso, manifestó la aspiración de la Argentina de integrar el grupo que reúne a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

"Aspiramos a ser miembros plenos de este grupo de naciones que ya representa el 42% de la población mundial y el 24% del producto bruto global. Somos proveedores seguros y responsables de alimentos, reconocidos en el ámbito de la biotecnología y en tecnología logística aplicada", dijo el mandatario en su discurso ante los mandatarios del bloque.

Y agregó: "Esto significa que no solo somos capaces de producir y exportar alimentos. También sabemos suministrar servicios y formar especialistas para que otros países hagan crecer su eficiencia productiva y mejoren así la calidad de vida de sus habitantes".

Por su parte, Fernández se refirió a la invasión rusa a Ucrania: "Quiero alzar mi voz para que el mundo entero entienda que, aunque la guerra se libre en Europa, sus consecuencias trágicas repercuten en América Latina y el Caribe, en África y en todo el hemisferio sur. Somos la periferia que padece".

Y sostuvo: "Como lo ha señalado el papa Francisco, ni el trigo ni los alimentos pueden convertirse en un arma de guerra, ni la persona humana puede volverse moneda de cambio. La paz no solo es necesaria. La paz es urgente porque es urgente hacer un mundo más igualitario".

“Es imperioso que cesen las hostilidades en Ucrania. Queremos ser parte en la búsqueda de una solución que acerque a todos los involucrados, para lograr una paz duradera que deje definitivamente atrás la dinámica desatada por la escalada bélica”, añadió el presidente.

“En este tiempo nos encontramos y como parte de la humanidad que somos estamos obligados a revertir con urgencia la crueldad de este presente. Un mundo fragmentado, incierto y riesgoso nos convoca a reconstruir “la casa común” que nos cobija. Acabar con la violencia, retomar el diálogo y volver a poner en valor la solidaridad son imperativos éticos que esta hora nos impone”, completó 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?