Alberto Fernández se animó a enfrentar a Cristina Fernández de Kirchner tras su discurso

Alberto Fernández se animó a enfrentar a Cristina Fernández de Kirchner tras su discurso

El presidente se atrevió a marcar sus diferencias con los dichos de la vicepresidenta y aseguró que no hay que generalizar al criticar el trabajo de las organizaciones sociales.

MDZ Política

MDZ Política

El presidente Alberto Fernández se animó a marcar sus diferencias con los dichos vertidos ayer por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, respecto al rol de las organizaciones sociales y la necesidad de que el Estado maneje los fondos de programas que hoy tienen. Para el presidente es un error generalizar y destacó de forma enfática el rol que han tenido los movimientos sociales en los últimos años.

Sin mencionarla, cuestionó directamente a la vicepresidenta por lo expresado ayer por la tarde en el acto realizado en la CTA. “El Estado Nacional debe recuperar el control, la auditoría y la aplicación de las políticas sociales. No pueden seguir tercerizadas. El Estado debe tener el monopolio (de las políticas sociales) así como el Estado tiene el monopolio de la fuerza ¿o se le ocurre a alguien que podemos tercerizar la Policía? No”, había disparado la expresidenta tildando incluso de machistas las estructuras de las organizaciones.

"El peronismo no es depender de un dirigente barrial para que me dé el alta y la baja. Sobre todo las mujeres, que son la más explotadas. Que revuelven y que son las que más las basurean en prácticas misóginas y machistas”, había remarcado Cristina Fernández de Kirchner.

Esto no solo generó malestar entre dirigentes de movimientos sociales vinculados al Frente de Todos, sino también al propio presidente. "Yo le quiero agradecer a las organizaciones sociales que llevaron compromiso donde el compromiso no existía. Aún cuando algunas hagan picardías que nosotros no convalidamos. Lo que no es bueno es generalizar. No esperen que yo generalice. Mi eterna gratitud para cada una de esas organizaciones", manifestó el jefe del Ejecutivo nacional en el lanzamiento del III Foro Mundial de Derechos Humanos, que se desarrollará en la ciudad de Buenos Aires en mayo de 2023.

Incluso fue un paso más allá y le marcó a su vicepresidenta el trabajo que han hecho los movimientos sociales "para que argentina no explote". 

 "Cuando nosotros llegamos la discusión era cuánto iba a pasar para el estallido social, para el primer saqueo, para que la gente se levante demandando comida. Nada eso pasó y en gran medida porque las organizaciones sociales estuvieron al lado de los mas vulnerables. No se llevaron la plata de los vulnerables. Se asociaron al estado y ayudaron. A todos ellos gracias", aseveró.

Por último, pareció pedirle precaución a Cristina Fernández de Kirchner a la hora de hacer declaraciones de este tipo. "Les pido que no cedamos, que sigamos firmes, que nada nos confunda. Que nuestras diferencias no nos hagan decir cosas a veces injustas y que estemos unidos", esgrimió.

"Quiero que todos estemos confiados. Hay una argentina que se está recuperando. El déficit fiscal es malo y hay que tratar de evitarlo. Hay veces en las que uno debe caer, pero vivir con esa lógica es muy malo. Tenemos que crecer, tenemos que parar la inflación. Nada genera más desigualdad que la inflación porque no hay ingreso que alcance corriendo por atrás de la inflación", finalizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?