Un objetado triunfo radical con gusto a poco y la derrota en una facultad emblemática

Un objetado triunfo radical con gusto a poco y la derrota en una facultad emblemática

Cerca de la medianoche de ayer, el oficialista Interclaustro se proclamó ganador por el 52% de los votos y la fórmula radical para el rectorado compuesta por Esther Sánchez y Gabriel Fidel celebró. Compromiso Universitario, pidió segunda vuelta. La UCR perdió Ciencias Políticas y Sociales.

Laura Fiochetta

Laura Fiochetta

Nadie lo esperaba, ni siquiera los contrincantes se arriesgaban a decir que la fórmula del oficialista Interclaustro compuesta por Esther Sánchez - Gabriel Fidel, y apoyada ampliamente por el Gobierno de Rodolfo Suarez y por el radicalismo, iba a sacar sólo el 52% de los votos de acuerdo al resultado provisorio de la en la elección de ayer para el rectorado de la UNCuyo. Ese porcentaje generó que Compromiso Universitario, en su mayoría de extracción ideológica peronista, pidiera una segunda vuelta afirmando que si se consideran los votos en blancos como válidos, ninguna de las dos fórmulas alcanzaría la mayoría absoluta exigida por el estatuto universitario para establecer quién será la dupla sucesora de Daniel Pizzi y Jorge Barón.

La otra noticia poco grata para el radicalismo fue que perdió la facultad de Ciencias Políticas y Sociales, cuna de dirigentes como el senador nacional Alfredo Cornejo, el intendente de Godoy Cruz y presidente de la UCR, Tadeo García Zalazar y el propio Fidel. Los dos primeros, con mucho poder de decisión en la elección universitaria.

El Frente Plural, una alianza entre radicales y un sector del peronismo fue derrotado por Encuentro por la Universidad Pública, y la próxima decana será Eva Rodríguez Agüero (actual directora de la carrera de Comunicación Social y Secretaria general del Instituto de Género y Mujeres de la UNCuyo) acompañada como vicedecana por la actual directora de la carrera de Trabajo Social Mariana Quiroga. El triunfo de esa alianza entre peronistas, espacios de izquierda e independientes fue 50,05 % a 49,95% de los sufragios.

"Lo de Compromiso Universitario es una postulación testimonial", dijo a MDZ un peronista con mucha trayectoria en la política provincial hace unos pocos días. Sin embargo, pese a que los partidos que conforman el Interclaustro (en especial la UCR pero también Libres del Sur y el Socialismo) intervinieron en la elección de la fórmula ( Sanchez, quien es decana de Ciencias Económicas, fue impulsada por el presidente de la Cámara de Diputados, el cornejista Andrés Peti Lombardi); que funcionarios del Ejecutivo provincial y de los municipios radicales integraron las listas para el Consejo Superior y que ayer se movilizó el radicalismo para que nadie faltara a la votación, el porcentaje obtenido no fue el que se esperaba y no hubo grandes festejos.

De hecho, cerca de la 1 de la mañana de hoy, Compromiso Universitario (que presentó a la profesora de Historia Adriana García como candidata a rectora y al decano de Artes y Diseño Arturo Tascheret, como candidato a vice) en su comunicado desconoció los resultados provisorios y sostuvo que debían contarse los votos en blanco y llamar a una segunda vuelta. "Si bien la junta electoral general de la UNCUYO, resolvió en el día de ayer que los votos en blanco no son válidos (contradiciendo la tradición jurídica de la universidad que en 2014 y en 2018 los consideró válidos); la fórmula de Compromiso Universitario, inmediatamente presentó un recurso impugnando dicha resolución y pidiendo que el Consejo Superior de la Universidad se expida al respecto. Hasta que esta instancia institucional no se concrete, cualquiera de las fórmulas que se declarase ganadora estaría incurriendo en una falsedad", dice el escrito.

¿Qué llevó al Interclaustro a sacar esa cantidad de votos, muchísima menor que la prevista? Esta es la tercera elección por voto directo y en el único claustro donde ganó ampliamente fue en estudiantes. En docentes, que es el que más peso tiene porque es voto ponderado, perdió. Algunas lecturas apuntan a que la situación salarial de la docencia universitaria resultó crucial para que le dieran la espalda al oficialismo Esa misma mirada incluye a no docentes, donde Compromiso Universitario se impuso. Pero además se cree que la participación tan directa y pública de los dirigentes políticos provinciales, en especial de los radicales, molestó mucho a la comunidad universitaria. Eso se traduce también en la visión acrítica que ha tenido la gestión de Pizzi respecto de los gobiernos tanto de Cornejo como de Suarez.

La derrota radical en Ciencias Políticas, aunque por poco, también está vinculada a que Encuentro Universitario por la Universidad Pública supo aglutinar a la mayor parte del claustro docente. Las fotos preelectorales daban cuenta de ese respaldo. 

Sin embargo, todo tiene que ver con todo. La dirigencia radical dejó afuera de la fórmula para al rectorado a la actual decana de Ciencias Políticas, Claudia García, por considerarla una dirigente no del todo fiel a las políticas del Gobierno. Se opuso a la postulación del juez José Valerio como miembro de la Corte durante la gobernación de Cornejo (2015-2019) y tiene buen vínculo con el kirchnerismo. De hecho, peronistas del Frente Plural del que García es parte, se ilusionaban en postularla como rectora luego de que ella quedara afuera de la fórmula del Interclaustro. Eso no sucedió y dejó muchos heridos. Y el radicalismo rápido de reflejos, sospechó que podía perder la facultad. Por eso decidió no ser la cara de la derrota y  puso a la candidata radical- Mariana Castiglia- cercana a García - como postulante a vice decana y negoció con el peronismo para que María Eugenia Martín (una socióloga que contó con el aval de la CTA y es hija del fallecido ex rector justicialista Paco Martín) encabezara la fórmula que perdió la facultad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?