Siguen Juntos, pero la tensión se nota en el ambiente

Siguen Juntos, pero la tensión se nota en el ambiente

"Fue un encuentro buenísimo", expresaron los radicales y del PRO que estuvieron hoy en La Matanza en el tercer encuentro temático de Juntos para el Cambio de todo el país. Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y Gerardo Morales no se movieron durante toda una jornada de debate.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Los máximos referentes de Juntos por el Cambio de todo el país se congregaron hoy en La Matanza, distrito clave de las ventajas que termina sacando el peronismo a través de sus diversas mutaciones -menemismo, duhaldismo, y kirchnerismo-, en un encuentro de media jornada en el que se tocaron todos los temas relacionados con el área social.

Hasta el ahora transformado en salón multieventos San Roque, Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales y Miguel Angel Pichetto se congregaron para participar de la tercera reunión temática de Juntos por el Cambio, el que se notó un claro malestar y tensión entre los distintos dirigentes del PRO, fundamentalmente con respecto a las posturas de Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, a nivel nacional, y entre los dos antiguos compadres, Diego Santili y Cristian Ritondo

"Algunos parecieran que tenían la obligación de congraciarse con sus jefes o marcarle la cancha al otro. Mirá que tenso que viene todo que habíamos convenido que no iba a haber oradores locales o regionales y la terminaron armando por la presión que tienen", dijo uno de los organizadores y escritor del documento final. 

Efectivamente, la primera parte del encuentro, en el que hablaron los dirigentes locales Alejandro Finocchiaro, actualmente diputado nacional PRO, Lalo Creus, concejal del vecinalismo PRO, y su par Héctor "Toti" Flores, de la Coalición Cívica. Estos disertaron sobre la situación social, en particular en La Matanza. 

"Que hablaran Creus y Flores está bien, es su espacialidad y su matriz, pero ¿Finocchiaro?", se quejaban los radicales que se enteraron a última hora. Gerardo Morales, allí presente, tuvo su espacio para hablarle a los suyos directamente en el Comité de Distrito local, en San Justo, en el que ratificó la pertenencia a Juntos, y anunció que el radicalismo tendrá tres o más candidatos presidenciales y uno para cada gobernación y municipio. "Luego veremos quién está mejor y ahí saldremos a la cancha", expresó.

La interna radical en este distrito, como en la mayoría del Conurbano es tan desgastante que tampoco pueden conciliar una base mínima de acuerdos. Y en la Provincia se aproxima, el año que viene, una nueva interna. 

Para Jorge Triaca, también presente en la actividad, "la reunión fue muy buena. Ratificamos la unidad en un distrito clave para cualquier competencia electoral y extremadamente sensible cuando se habla de pobreza y marginalidad". Efectivamente, además de los arriba mencionados, estuvo el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdes y los presidentes de los bloques legislativos que acordaron, además, un documento conjunto. 

Ni Mauricio Macri ni Elisa Carrió estuvieron. Uno, de viaje, y la líder de la CC, porque evita este tipo de exposiciones públicas. Tampoco estuvo Martín Lousteau, "un tipo con estrella", como lo calificó uno de sus amigos cuando se enteró que, por pedido del papa Francisco, le tradujo una canción a Bono justo cuando estaban los dos en el Vaticano. 

En un extremadamente consensuado documento escrito por las cuatro fundaciones que componen los equipos técnicos del PRO, la Coalición Cívica, la UCR y el Peronismo Republicano, dejaron bien en claro que el manejo de todo lo concerniente a la política social debe ser encarada directamente por el Estado, sin ningún tipo de intermediarios, es decir, cooperativas ni organizaciones similares. 

"El Estado debe volver a tomar la dirección de la política social de manera directa. Sin intermediación, terminando el clientelismo político y estando al servicio del desarrollo integral de cada persona", dice en uno de sus puntos principales el documento donde establece algo más que obvio, que "la mejor política social es el trabajo".

En este sentido, en la dirigencia de Juntos "necesitamos tanto de una macroeconomía estable, como de herramientas concretas que permitan mejorar la empleabilidad y formalizar el trabajo de los sectores vulnerables , dando lugar a la articulación real entre el sector público y privado".

Para dejar en claro su postura sobre los planes sociales, los responsables de conformar un futuro plan de gobierno expresaron que "los planes sociales deben tener objetivos claros, ser directos, temporales y condicionados de modo que sean concebidos como un puente entre donde estamos y queremos estar".

Los próximos encuentros analizarán las temáticas de la Producción, Desarrollo Sustentable y Energía, entre otras y también tendrán distintas sedes, como la Ciudad de Buenos Aires y Neuquén. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?