Crisis energética: los puntos débiles del acuerdo con Bolivia

Crisis energética: los puntos débiles del acuerdo con Bolivia

El presidente Alberto Fernández, y su homólogo boliviano, Luis Arce, acordaron este jueves el suministro de gas en el marco de la crisis energética de cara el invierno. Fernández no detalló los precios ni de cuánto será el excedente que destinará Bolivia, pero se barajan posibilidades de emergencia.

MDZ Política

MDZ Política

Este jueves Argentina acordó con Bolivia la provisión de 14 millones de metros cúbicos (MMm3) de gas. Además, se arregló el desarrollo de mecanismos específicos entre YPFB e IEASA que permitirán conciliar saldos en beneficio de ambos países.

Según indicaron fuentes del Gobierno, "los presidentes coincidieron en la importancia de realizar acciones concurrentes para que el Contrato de Compra Venta de Gas Natural entre YPFB e IEASA, refleje un nuevo régimen de entrega garantizado de 14 MMmcd y priorizando en función de la disponibilidad volúmenes adicionales en el período de invierno, y el cese de derechos y obligaciones antes de la gestión 2025, a cuyo efecto encargaron a los Ministerios y entidades responsables concretizar los documentos correspondientes".

"En el caso de que Bolivia incremente su producción de gas, la Argentina tendrá prioridad", señaló Alberto Fernández, aunque no se precisó aún los precios acordados en el caso del gas garantizado ni el eventual excedente que se genere a futuro. Sin embargo, se baraja la posibilidad de un precio de emergencia de US$9 millones por millón de BTU (medida utilizada), hasta alcanzar los 10 millones de metros cúbicos. Los 4 restantes para completar los 14 millones se duplicarán en cuanto a precio.

"El contrato vigente se mantiene en las mismas condiciones", comentó. Con esta definición, la Argentina podrá comprar un volumen de gas natural boliviano de 14 MMm3/día, como ocurrió en los meses de pico de demanda del año pasado.

Este volumen resulta hasta un 50% superior a lo que llegó a ofrecer Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en las negociaciones desarrolladas durante los últimos meses,

Alberto Fernández junto a Luis Arce.

En tanto, "acordaron avanzar en el análisis de las oportunidades de inversión para YPFB en Vaca Muerta y trabajar de manera conjunta en la identificación de alternativas de suministro de hidrocarburos líquidos en procura de la seguridad energética de ambos Estados".

"Celebramos contar con ese gas seguro, en función que en los últimos años Bolivia tuvo un decline en su producción, por lo tanto aspiramos que el incremental pueda llegar lo antes posible", sostuvo Fernández en Casa Rosada.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?