La revolución del agua, la principal herencia de Rodolfo Suarez en medio de la peor crisis

La revolución del agua, la principal herencia de Rodolfo Suarez en medio de la peor crisis

Suarez fue cambiando los ejes de la gestión por las contingencias que le tocaron enfrentar. Primero fue la pandemia, luego la sequía más extensa de la historia. La "revolución" del agua que quiere dejar como herencia.

MDZ Política

MDZ Política

Rodolfo Suarez cumplió tres años de gestión, pero su estadía en el cargo tuvo varios hitos que lo hicieron cambiar de eje y reenfocar las energías según las demandas. En ese sentido, hubo dos temas salientes: la gestión de la pandemia y la "revolución" del agua que Suarez quiere dejar como herencia. 

Probablemente ese sea el tema más tangible que quedará sembrado para el futuro. El Gobierno consiguió autorización para tomar créditos para la realización de un plan hídrico provincial que mejore la producción, el abastecimiento y la calidad del agua para abastecimiento poblacional. Ese plan incluye obras para Aguas Mendocinas y también para los municipios de Maipú y Luján, que tienen su propia empresa de aguas. 

Mendoza atraviesa la sequía más larga de la historia, con más de una década con ríos que traen menos agua. La oferta de agua no va a mejorar, por lo que se busca poner foco en la demanda, ahorrando, gestionando mejor y haciendo más eficiente la distribución. Al mismo tiempo, se suma la renovación del sistema de cloacas y agua en el Gran Mendoza. 

Sequía en Potrerillos. 

El plan hídrico comenzó a gestarse cuando se cayó Portezuelo del Viento y comenzaron a evaluar la posibilidad de usar los 1.023 millones de dólares para otros fines. El deseo superior de Suarez es que ese dinero se pueda emplear para cualquier obra; pero por ahora solo se puede destinar a algún dique. Allí, el gobernador eligió El Baqueano, sobre el Río Diamante, por la viabilidad. Reconocen en el Gobierno que es más "útil" la represa Uspallata, pero la complejidad de trasladar la ruta 7 complica la ejecución inmediata. 

Suarez quiere dejar sembrado ese plan como uno de los hitos de su gestión. Por eso prevén acueductos, plantas potabilizadoras y medidores para todos. A nivel institucional el mismo período se reeligió el superintendente General de Irrigación y contrataron a especialistas israeslíes para elaborar un plan. El "Plan Director de Optimización y Expansión de la Provisión de Agua Potable en el Gran Mendoza” es el tema. Los 200 millones de dólares que se buscan invertir serán el punto de inicio. 

La sequía preocupa al Gobierno. 

Como balance del año, Suarez remarca que "están todas las empresas constructoras trabajando". Lo dice para resaltar que la obras públicas se están ejecutando. Las grandes, como la Ruta 82, como los trabajos municipales. 

En el mismo plano, el gobernador tomó algunas decisiones estructurales que lo trascenderán e involucran obras. El más ambicioso es el desarrollo del Perilago de Potrerillos, que implican concesiones por 50 años. También el avance del Ecoparque y la Terminal de Ómnibus, otra concesión de largo plazo. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?