El PJ que viene: cómo será el poder de La Cámpora y las próximas definiciones

El PJ que viene: cómo será el poder de La Cámpora y las próximas definiciones

El próximo miércoles 7 asumirá como presidenta del PJ la intendenta de Santa Rosa, Flor Destéfanis. Tendrá el desafío de mediar en un partido con fricciones y cuyas intendencias adelantarán los comicios. La Cámpora seguirá fuerte en la conducción. Se define el candidato a gobernador.

Laura Fiochetta

Laura Fiochetta

El próximo 7 de diciembre asumirá como presidenta del PJ por los dos próximos años la intendenta de Santa Rosa, Flor Destéfanis. Reemplazará a la senadora nacional y referente de la Cámpora Anabel Fernández Sagasti, cuyo vínculo entre ambas mujeres que provienen del kirchnerismo seguirá siendo fuerte y la agrupación continuará teniendo el mismo peso en el partido. Un primer desafío de Destéfanis será evitar las internas en los departamentos donde el justicialismo es gobierno y no son afines a la conducción. Una segunda meta y fundamental: presentar un candidato a gobernador para las elecciones del 2023 que sea competitivo y avalado por las propias comunas.

El camping El Pinar del gremio Canillitas que queda en Bermejo, Guaymallén, será el espacio en el que Fernández Sagasti le traspasará el mando a Destéfanis, en pleno atardecer del miércoles. La santarrosina llegó al cargo sin competencia interna ante la imposibilidad de otros espacios dentro del peronismo de presentar una alternativa. Hay que recordar que los intendentes que son críticos del kirchnerismo, Roberto Righi de Lavalle y el sanrafaelino Emir Félix, intentaron impulsar al jefe comunal de Maipú, Matías Stevanato, pero él decidió declinar esa candidatura antes de que fuera anunciado públicamente.

Además, el sector que responde al secretario de Malvinas, Guillermo Carmona, se corrió de la competencia – a excepción de Rivadavia, donde el domingo 11 habrá internas para elegir autoridades partidarias y presentó a Cristian De Vito, que reporta a ese grupo- y prometió que el año que viene irá a primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias contra quien se postule por la conducción para gobernar la provincia.

Al menos 5 de las 6 comunas que administra el PJ buscarán en enero próximo firmar un decreto para adelantar las elecciones respecto de las provinciales. Esto significa, en términos prácticos, cuidar sus territorios del arrastre que puede significar otro posible triunfo del oficialista frente Cambia Mendoza e la Gobernación, mucho más teniendo en cuenta si el exgobernador Alfredo Cornejo vuelve a presentarse para el cargo, como todo hace suponer que ocurrirá.

Este escenario del PJ también deja entrever la poca confianza partidaria de apostar a un precandidato a gobernador que sea capaz de ser competitivo, pese a que según distintas encuestas, el Frente de Todos puede hacer una buena elección, más allá del casi seguro triunfo oficialista. La nueva herramienta electoral es la boleta única e implica que la ciudadanía reconozca los nombres de las personas que se candidatean para marcarlos como los elegidos y eso también requiere un esfuerzo de instalarlos en la opinión pública, pero para eso se necesita tiempo y estrategia y la próxima presidenta del peronismo apuesta a comandar ese difícil proceso partidario.

Cerca de Destéfanis se encuentra el presidente del Instituto Nacional de la Vitivinicultura, Martín Hinojosa, quien ha sido anunciado por la propia intendenta como el único peronista que ha dicho que “le gustaría ser gobernador”, pero él, fiel a su bajo perfil, evade la definición en público y hay expectativas por si finalmente decide lanzarse o no.

La semana pasada Hinojosa quedó por un lado incómodo y por otro, recibió un apoyo relevante. Tuvo que surfear la decisión de los legisladores del PJ por Mendoza de apoyar la Ley de Tolerancia Cero al alcohol al volante que obtuvo media sanción en Diputados de la Nación, siendo él quien preside el organismo del vino, ante los reclamos de los empresarios del sector. Pero por otro lado, fue a San Juan y el gobernador Sergio Uñac le tiró flores. “Intercambiamos ideas y proyectos con el presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura para nuestros productores sanjuaninos y de todo Cuyo. Martín Hinojosa es un dirigente importante en su provincia, con quien venimos trabajando codo a codo por el crecimiento de la vitivinicultura de San Juan y Mendoza”, sostuvo en Twitter junto a fotos con el funcionario mendocino. 

Mientras hay expectativas por el ansiado lanzamiento de Hinojosa, muchos dirigentes miran hacia el Sur: a Emir Félix, que no tiene reelección porque está a punto de cumplir el segundo mandato consecutivo que le permite la ley y es casi un hecho que su hermano Omar, exintendente, será el próximo candidato para dirigir el departamento. Lo que decida el actual jefe comunal también puede mover fichas dentro del peronismo: si quiere ser candidato a gobernador puede generar una reestructuración de los espacios. Félix tiene algo que no posee el radicalismo: el poder en la comuna más fuerte del Sur.

Sin embargo, en medio de esas posibilidades, el rol de Destéfanis será clave. Primero para poder mediar entre los posibles precandidatos y tratar de aglutinar a la mayor cantidad de peronistas detrás de uno, y que los municipios del PJ se movilicen para la elección provincial y no gasten todas las fichas en los comicios departamentos anticipados. También porque Sagasti generaba resistencia entre los intendentes no kirchnerista y a pesar de que La Cámpora seguirá teniendo poder dentro del partido, Destéfanis tiene un diálogo fluido con sus pares de las intendencias y eso podrá ser central para ordenar la provincia y también las comunas hacia adentro.

Hace una semana, de hecho, en San Rafael, un concejal camporista causó un gran revuelo con una propuesta que molestó al intendente Félix. Presentó un proyecto para que los municipales cobraran un bono de fin de año sin consenso del Ejecutivo municipal. Enojado el intendente con el edil del propio bloque oficialista, impulsó una sesión del Concejo Deliberante una hora antes del partido del mundial en el que Argentina le ganó a México el sábado pasado. La figura de Destéfanis para evitar las fricciones internas a medida de que se acerca el año electoral será central para que el partido llegue al 2023 con la menor cantidad de heridos posibles, ante un contexto nacional complejo e incierto para el peronismo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?