Obra pública: para De Vido si hay una banda que perseguir, es la que rescindió los contratos

Obra pública: para De Vido si hay una banda que perseguir, es la que rescindió los contratos

Lo dijo ante el Tribunal Oral federal 2 al decir sus últimas palabras. Báez prefirió no hablar.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

El Tribunal Oral Federal 2 integrado por los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu comenzó a escuchar las últimas palabras de los 13 imputados en el juicio por el presunto direccionamiento de obra pública a las empresas del empresario santacruceño Lázaro Báez que tiene como principal imputada a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Para esta mañana fueron convocados para hacer uso de su derecho a hablarle al tribunal,-aunque no obligatorio-, el empresario Lázaro Báez, el exfuncionario de Vialidad Nacional con funciones en Santa Cruz desde 2008 a 2016, Mauricio Collareda, Raúl Daruich Daruich ex responsable del distrito 23, el exministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, Julio De Vido y el exsubsecretario de Obras Públicas Abel Fatala.

Báez prefirió no hablar aunque sí agradeció el trabajo de su defensa que según él fue la única que se preocupó por buscar la verdad.

A su turno Collareda manifestó que no tenía nada más para agregar, luego el tribunal cedió la palabra a Daruich que sostuvo en primer lugar que el pedido de condena “para mi es extemporáneo porque ya estoy cumpliendo una condena desde marzo de 2016, porque me expulsaron y no pude reinsertarme con 60 años”. Asimismo dijo que toda su actuación en la administración pública siempre se basó en las normas y reglamentos vigentes. 

“En la administración pública no hay lugar a interpretación según biblioteca porque las normas son taxativas y eso es lo que yo hice aplicar las normas vigentes en ese momento. Espero que los señores jueces tengan en cuenta que en la administración pública y sobre todo el organismo como vialidades son operativos no decisivos y se rigen por normas estrictas”.

Cuando llegó el momento de la exposición de Julio De Vido, decidió hablar por primera vez y dijo que es la tercera vez que le toca hablar en relación a que “no podía no conocer no podía ignorar”. También sostuvo: “Es la tercera vez que me traen a un juicio oral en forma direccionada y omitiendo deliberadamente la presencia de otros compañeros de gabinete que llevaron adelante junto conmigo la gestión del estado”.

Utilizó la palabra lawfare al referirse a los procesos en su contra y sus condenas anteriores y dijo que en una causa lo metieron por la ventana.

Al referirse a este proceso aseguró que “no hubo direccionamiento de obra pública y todo se planificó en COFEPLAN cubriendo cada una de las asimetrías regionales, porque eso lo definió Néstor Kirchner como presidente no jefe de una banda”, agregó y se refirió a lo que fue el programa de infraestructura.

En relación a lo expresado por los fiscales acerca de que el ministerio de economía dotaba fondos para la asociación ilícita, el exministro sostuvo que la fiscalía actuó  con mala fe.

Para concluir sus manifestaciones se solidarizó con todos los imputados e hizo un reconocimiento especial a su mujer que dijo fue “maltratada por los fiscales que nunca me controló ni debía hacerlo que me defiende con pruebas”

Y agregó “ si hay una banda que perseguir es la que rescindió los contratos. Son los q impulsan la persecución junto a los empresarios del círculo rojo El juicio demostró nuestra inocencia” y le dijo a los jueces que no les aguarda una tarea fácil a la hora de juzgar.

Finalmente fue el turno de Abel Fatala que tampoco hizo uso de la palabra más que para decir que “no existió intervención de la subsecretaría de obra pública ni la posibilidad de intervenir como dijo la fiscalía”.

La expectativa está puesta en la próxima jornada del martes 29 donde fue convocada la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Julio Garro ex funcionario de Vialidad de Santa Cruz, Carlos Santiago Kirchner y José López, ex secretario de Obras Públicas de la Nación, José Francisco López.

Tras ello el tribunal fijará la última fecha donde hablarán los últimos imputados y se conocerá el veredicto en un juicio que comenzó el 21 de mayo de 2019.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?