Casi se cruzan, pero no: Alberto Fernández y Axel Kicillof siguen sin hablarse en público

Casi se cruzan, pero no: Alberto Fernández y Axel Kicillof siguen sin hablarse en público

Desde hace casi tres meses el presidente y el gobernador bonaerense no comparten un acto público. La última vez fue en julio, cuando en Lomas de Zamora inauguraron un centro comercializador de frutas y hortalizas. La inflación y las diferencias con respecto a la política económica son notables.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

La última vez que Alberto Fernández y Axel Kicillof compartieron una actividad fue el 9 de julio de 2022 en Lomas de Zamora. Desde esa fecha, hace tres meses, el presidente de la Nación y el gobernador de la provincia de Buenos Aires no comparten una actividad pública ni se sabe que se hayan cruzado en algún encuentro privado.

Ayer era una buena oportunidad para dejar de ocultar estas diferencias, que se supone que trascienden lo personal ya que también hay cuestiones de política económica que no comparten. El martes muy temprano, el gobernador estuvo en General San Martín junto a sus ministros Cristina Álvarez Rodríguez y Julio Alak (Gobierno y Justicia respectivamente) y al intendente Fernando Moreira, en la inauguración de un nuevo módulo del complejo universitario ubicado en la Alcaldía 48, a la vera del Camino del Buen Ayre. 

Seguramente por una cuestión de agenda, aunque nadie la sepa con nitidez, Fernández prefirió estar más tarde, a las 17.00, en Malvinas Argentinas junto a sus ministros Sergio Massa (Economía) y Matías Lammens (Turismo), y al intendente en uso de licencia y ministro de Infraestructura provincial, Leonardo Nardini.

Oficialmente se preveía la presencia de Gabriel Katopodis en la actividad de General San Martín y así fue informado oficialmente. Sin embargo, cuando comenzó la actividad, el funcionario no estuvo presente. Quizás nunca se enteraron que tenía una actividad programada con el Ministerio de la Mujer y Género en González Cháves, lugar donde también se juntó con los dirigentes locales del Frente de Todos.

En cuanto a Fernández, estuvo en Malvinas Argentinas además con la intendenta interina, Noelia Correa, y el senador Luis Vivona, para anunciar que los clubes de barrio continuarán recibiendo tarifa subsidiada para los servicios de electricidad y gas, aunque siguen siendo uno de los costos más importantes de los clubes de barrio y cercanía. 

A uno de los dirigentes más importantes presentes en la ocasión le costaba encontrar una explicación para la realización de un acto con dos ministros nacionales, uno el más importante en la actualidad, y el presidente de la Nación, para anunciar sólo la continuidad de una ayuda a los clubes y sociedades de fomento que tienen cierta infraestructura. 

La medida anunciada, sin embargo, deja afuera a una cantidad enorme de instituciones y entidades que prestan un rol indiscutido en la comunidad. No sólo por la cantidad de instrumentos legales que piden en la anotación online, sino que, si tienen un consumo superior al estipulado en el tope para recibir el beneficio, directamente quedan fuera de la media.

"Un club de barrio que tenga media manzana de predio ya no puede obtener nada", se quejó un especialista y administrador de una institución de General San Martín. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?