La derrota de Moyano y una noche que marca un replanteo general en el Frente de Todos

La derrota de Moyano y una noche que marca un replanteo general en el Frente de Todos

El Club Atlético Independiente eligió al periodista Fabián Doman, de escasa militancia en el club, en un claro ejemplo de que los sindicalistas, y en especial sistemas como los que ejecutan los Camioneros con Hugo y Pablo Moyano a la cabeza, cuando cambian de escenario reciben un durísimo rechazo.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Hugo Moyano fue derrotado dramáticamente en las urnas. Si bien él no fue la cara de la lista opositora, dejando ese lugar para un candidato del espacio, casi un 70% votó por su rival directo, el periodista y multifacético Fabián Doman, apoyado por agrupaciones que anteriormente trabajaban con el camionero pero con dos caras visibles dentro de la institucionalidad del PRO: Cristian Ritondo y Néstor Grindetti.

Los Moyano armaron un sistema de construcción similar al de Camioneros pero quedó en claro que no siempre sirve lo que da éxito en un lugar, aplicado en otro. Mucho menos en lugares tan disímiles como un sindicato y un club de fútbol. "En un ámbito cerrado como el sindicato, donde se maneja todo con un rigor que no depende de otro, el método funciona. Pero en otros lugares, como el fútbol, donde intervienen otros factores, fundamentalmente sentimentales, donde se mide por los resultados de cada domingo, no podés", reconoció un hincha del "Rojo" que quería su continuidad.

Los gremialistas que no lo quieren, y son bastantes, están disfrutando este momento. Imaginan que la derrota representa, también, el mal humor social que su figura produce en la sociedad. Algunos hasta se preocupan por su porvenir gremial y el de su gremio por cómo abandonó la situación del club cuando se vio perdido.

Sin embargo, tal cual le explicó a MDZ Pablo Knopoff, el director de Isonomía, "siempre hay que ver los resultados que se consiguieron. Tanto en política como en el fútbol, esto es esencial. Después influyen otras cosas, pero si les das lo que te piden, tenés parte de la elección ganada". Eso sucedió, efectivamente. 

Esta explicación también se podría trasladar a la política y a la elección de Brasil. Por más que son públicas y notorias las limitaciones de Bolsonaro, había cuestiones que funcionaban, como su economía. Y tuvo a su favor tener enfrente a alguien que tiene que explicar su pasado presidencial, con prisión incluida. Alerta también para aquellos que quieren que Mauricio Macri tenga su segundo tiempo. El peso que tendrá en sus espaldas le impedirá tener posibilidades para correr hacia los cambios que pretende.

De 16.000 personas que fueron a votar, el 72% eligió a un candidato como Fabián Doman, que nunca tuvo participación activa en el club y que contó con apoyos estratégicos de viejos aliados de otros oficialismos, como Carlos Montaña y los dirigentes del PRO abiertamente anti Moyano. La municipalidad de Avellaneda no participó como muchos creían que iba a hacer. Es decir que el hartazgo era superior a todo lo previsible en la familia camionera.

El que también festejó por partida doble fue el consultor Daniel Ivoskus, uno de los armadores de la campaña electoral de Doman en Independiente, con el apoyo de Ritondo. Raudo, terminó de festejar con Boca Juniors, donde también armó la victoria del trío Ameal - Pergolini - Riquelme y fue hasta la sede del club para saludar a sus candidatos.

La euforia que reinaba en la agrupación que ganó podría transformarse en un error si se pretendiera trasladar a otros rubros. Como los Moyano se equivocaron aplicando el método Camioneros en el club, ganarles era de manual...casi que se fue solo. Si todos los que hicieron campaña con el periodista creen que esto les puede servir para la política nacional o provincial, estarían entrando en un gravísimo error. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?