"Vivir con lo nuestro": sigue la bronca por la discriminación a Mendoza y hay dudas por el futuro

"Vivir con lo nuestro": sigue la bronca por la discriminación a Mendoza y hay dudas por el futuro

El Gobierno provincial asegura que el grifo de recursos nacionales extra está cerrado. La recaudación depende de la actividad económica.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

"Peor es imposible", se quejan en el Gobierno. Y se refieren a la relación entre la Nación y la Provincia; particularmente a las transferencias de recursos. En el equipo de Rodolfo Suarez explican que el grifo está cerrado y que solo llegan las transferencias automáticas, por lo que se acostumbran a vivir con "lo propio". Pero hay más incertidumbres y optan por una visión "conservadora" de cara al futuro inmediato. Por eso no anunciaron ningún bono para estatales ni proyectan más allá de enero. 

Curiosamente los municipios tienen una situación más holgada. Desde que se aumentó la coparticipación interna eso ocurre y también hay otros datos coyunturales. Así, por ejemplo, uno de los impuestos que más rápido se recuperó fue el automotor, que se coparticipa casi en su totalidad a los municipios. Hoy hay municipios que tienen tres nóminas salariales "ahorradas" por posibles contingencias. "Los intendentes son más ricos que el gobernador, se pueden reelegir y tienen menos presión", se quejan en el Gobierno, como eco de lo que les ha pasado a otros inquilinos del sillón de San Martín. 

Con un "cepo" en la distribución de recursos discrecionales, la disponibilidad depende para Mendoza de la actividad económica. Por la coparticipación nacional y la recaudación propia (a través de ingresos brutos). Este año no hubo un "despegue" como pronosticaba el Gobierno nacional. El crecimiento real de la recaudación fue leve y ronda el 6%, mientras que los recursos nacionales crecieron un 17%. Ingresos Brutos es el principal tributo provincial y está netamente atado al a actividad económica. Allí hay un dato que alerta: en octubre bajó la recaudación por ese impuesto respecto a septiembre y se cortó la recha de crecimiento. 

En el gabinete de Rodolfo Suarez están en plena transición en dos puestos clave. Por un lado el cambio en el Ministerio de Hacienda, donde habrá un cambio más "natural". Es que Víctor Fayad y Lisando Nieri ya trabajan juntos y el traspaso de conducción no significa una alteración mayor. Fayad tiene un perfil técnico, similar al "Nieri original". Es que el ministro saliente tuvo un recorrido distinto desde que asumió con Alfredo Cornejo y hasta fue ministro de Gobierno. Fayad estuvo a cargo del área de deuda pública y luego asumió como subsecretario de Finanzas. 

Escuchá la columna completa

Fayad va a tener que  lidiar con el corte de recursos discrecionales que ha redundado en quejas públicas de parte de Rodolfo Suarez y en amenazas de demandas. Pero además, buscará otra gestión que tiene que ver con la decisión de Alberto Fernández: postergar pagos de la deuda que Mendoza tiene con el Banco Nación y la Anses. La intención es prorrogar los vencimientos del año que viene para liberar recursos. De eso depende, incluso, 

El otro cambio grande será en el Ministerio de Turismo, justo el área económica donde hay más expectativas por la reactivación, la generación de recursos y la creación de empleo. Mariana Juri dejará el cargo en manos de Nora Vicario y en simultáneo la intención es darle más vida al Emetur, el ente de turismo creado en la gestión anterior pero que ha tenido hasta ahora un rol opaco. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?