Primero Boudou y ahora Milagro Sala: aumenta la presión K sobre Alberto Fernández

Primero Boudou y ahora Milagro Sala: aumenta la presión K sobre Alberto Fernández

Pese a que el presidente insiste con que no hay presos políticos en el país y que no indultará a exfuncionarios, desde el ala kirchnerista del gobierno siguen presionando por la libertad de Amado Boudou y la líder de la Tupac Amaru, Millagro Sala.

MDZ Política

MDZ Política

Una vez más los propios funcionarios del gabinete de Alberto Fernández han salido a presionar al presidente de la nación. El domingo se publicó una solicitada en defensa de Amado Boudou y en esta oportunidad, funcionarios, dirigentes políticos y referentes sociales, culturales y de derechos humanos solicitaron firmaron una solicitud por la "libertad" de la titular de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala. En concreto, denuncian que existe una "persecución política, judicial y mediática" contra Sala que el próximo sábado cumplirá cinco años desde su detención.

Así lo expresaron en una carta abierta titulada "Por una democracia sin presas y presos políticos. Libertad a Milagro Sala", que cuenta hasta el momento con un centenar de firmas. Entre los funcionarios firmantes se encuentran los ministros de Justicia bonaerense, Julio Alak; y de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla; la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño; la subsecretaria de Asuntos Penitenciarios Ministerio de Justicia, María Laura Garrigós; y las asesoras presidenciales Dora Barrancos y Adriana Puiggrós.

Desde Venezuela ya habían presionado al presidente Argentino a través del superpoderoso Diosdado Cabello, quien aseguró que Alberto Fernández es "un tibio" que no libera a Milagro Sala. Ahora la presión llegó desde adentro del Frente de Todos y también firmaron la nota la secretaria de Comercio Interior, Paula Español; la titular del Sedronar, Gabriela Torres; la directora del Banco Provincia, Juliana di Tulio; así como la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza.

"5 años de injusticia. 5 años de arbitrariedad. Este 16 de enero se cumplen 5 años de la detención arbitraria de Milagro Sala. Desde entonces hasta hoy continúa detenida, en el último tiempo con prisión domiciliaria, al igual que otros compañeros y compañeras de su organización", comienza el texto.



"A través de esta carta y de las actividades que se realizarán en distintos lugares del país para denunciar esta injusticia, nos proponemos: dar a conocer el proceso ilegítimo de detención y persecución de la organización que Milagro lidera, denunciar ante la Justicia la vulneración a los derechos humanos y civiles, exigir el justo proceso y la libertad de Milagro y las compañeras detenidas, y abrazar de solidaridad a quienes durante todos estos años fueron criminalizados por su compromiso con el pueblo pobre", dice el texto.

"La persecución política, judicial y mediática a la que es sometida Milagro Sala y sus compañeros de la Organización Barrial Túpac Amaru tiene una autoría intelectual política y judicial clara: Gerardo Morales y el Tribunal Superior de Justicia de Jujuy", según denuncian los firmantes.

Milagro Sala junto a Evo Morales.



Además destacan que la obra de la dirigente social "dio prioridad y protagonismo a las personas más excluidas, indígenas, desocupados y desocupadas, jóvenes, como sujetos de derechos y de transformación social" y agregan que Sala "está presa en Jujuy por ser una dirigenta política que enfrentó al poder. Está presa por ser mujer, negra y luchadora".

Los firmantes señalan que en estos cinco años "también lograron acusarla" de "asociación ilícita, fraude en perjuicio de la administración pública y extorsión" así como "sentarla en el banquillo de las acusadas, que vaya a la cárcel, que en la prensa nacional e internacional su obra y su figura sea denostada, pero también reivindicada y conocida".

"Para quienes suscribimos esta carta, personas dedicadas a la función pública en los poderes ejecutivos, legislativos y judiciales nacionales y provinciales, referentes políticos, dirigentes sociales y sindicales, profesionales y personas comprometidas con los derechos humanos y la democracia, la libertad de Milagro es urgente", especificaron.

"Desde nuestro más profundo compromiso con la República y el Estado de Derecho, exigimos las debidas garantías constitucionales que requiere todo proceso penal, y afirmamos nuestra vocación de promover y concretar una sociedad con pleno y efectivo acceso a derechos económicos, sociales, culturales y ambientales", sintetizaron los más de cien firmantes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?