"Me negarás tres veces": el Papa Francisco tomó distancia de Juan Grabois y Cristina Fernández de Kirchner

"Me negarás tres veces": el Papa Francisco tomó distancia de Juan Grabois y Cristina Fernández de Kirchner

El Papa Francisco dijo que no es amigo de Cristina y también tomó distancia de Grabois. "Nunca tuve tantos amigos como ahora", dijo irónicamente. Cuestionó a los medios y dejó un mensaje contra el aborto.

MDZ Política

MDZ Política

"Nunca tuve tantos amigos como ahora", dijo el Papa Francisco. Pero lo dijo de manera irónica y para desmentir a muchos de los que se arrogan esa cercanía con él. De puño y letra de parte de Jorge Bergoglio. Así llegó la carta desde el Vaticano a un grupo de ex alumnos que, preocupados y con dudas, le habían escrito previamente para plantearle varios temas. 

En la respuesta el Papa Francisco desmiente que sea amigo de Cristina Fernández de Kirchner y pone la relación al nivel de la que tuvo con Mauricio Macri. "Dos veces mencionan mi relación (cercanía, amistad) con la Sra. De Kirchner. La última vez que tuve contacto con los dos ex Presidentes (ella y el Ing. Macri) fue cuando estaban en sus funciones. Después de eso no tuve ningún contacto con ellos", aclaró Bergoglio. "Es verdad que el término “soy muy amigo de” o “estoy en contacto habitual con” es muy de “la fachada” porteña, y no es la primera vez que siento decirles (bromeando les diría que nunca tuve “tantos amigos” como ahora)", les dijo a sus ex alumnos.

Incluso toma algo de distancia del dirigente social ligado a la Iglesia Juan Grabois, a quien se lo referencia como muy cercano. Allí el Papa redobla la apuesta y pide que le envíen declaraciones donde Grabois se arroga ser amigo. "El Dr. Grabois, desde hace años, es Miembro del Dicasterio de Desarrollo Humano Integral. Respecto a lo que afirman que dice (que es mi amigo, que tiene contacto conmigo, etc.) les pido un favor; que para mí es importante. Necesito copia de las declaraciones en las que afirma eso. Me ayudará mucho recibirlas", chicaneó.

El contexto

La misiva está dirigida a un grupo de ex alumnos  de literatura del Colegio de la Inmaculada Concepción, de Santa Fe, donde Bergoglio dio clases entre 1964 y 1965. 

El Papa asegura en la respuesta que no está al tanto de lo que ocurre en Argentina, más allá de lo que le informan semanalmente como ocurre con todos los Estados. 

El Papa Francisco sugiere que hay una distorsión entre lo que dice y lo que se dice que dice. "En general allí no se sabe lo que digo habitualmente..., se sabe lo que dicen que digo", aseguró. Y culpó de ello a los medios de comunicación. "esto gracias a los medios los cuales, bien sabemos, que responden a intereses parciales, particulares o partidistas. En esto creo que los católicos, desde el Episcopado hasta los fieles de una parroquia, tienen derecho a conocer lo que realmente dice el Papa… y no lo que le hacen decir los medios; aquí juega mucho el fenómeno del relato", describió. 

En la misma carta Jorge Bergoglio se mete de lleno con un tema complejo en la relación entre la Iglesia y el Gobierno argentino: el proyecto de despenalización del aborto. Allí reiteró su rechazo y dejó un mensaje. El asunto del aborto no es un asunto primariamente religioso, sino humano, un asunto de ética humana previo a cualquier confesión religiosa. Y sugiero que se hagan dos preguntas: 1) ¿Es justo eliminar una vida humana para resolver un problema? Y 2) ¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema? Me causa gracia cuando alguien dice; ¿Por qué el Papa no envía a la Argentina su opinión sobre el aborto? Pues la estoy enviando a todo el mundo (incluso a Argentina) desde que soy Papa", dijo, con destino directo a Casa Rosada.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?