Un financista argentino fue condenado por estafar a más de 500 ahorristas

Un financista argentino fue condenado por estafar a más de 500 ahorristas

Según los planteos realizados por los fiscales durante el juicio, el hombre defraudó a inversores por 250 millones de pesos, a valores del año 2016.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Tras un juicio oral realizado en la ciudad de Santa Fe, el dueño de la financiera Bolsafe Valores fue condenado a la pena de 15 años de prisión. En concreto, se lo acusó de haber cometido 569 estafas por un monto de 250 millones de pesos a valores de 2016, informaron voceros judiciales.

Se trata del contador Mario Rossini, quien además fue condenado por el Tribunal Oral Federal de Santa Fe a pagar una multa equivalente a tres veces el monto de las operaciones realizadas en forma fraudulenta.

En la misma sentencia, los jueces José María Escobar Cello, Luciano Lauría y Germán Schutter Schneider condenaron a su hermano Omar Rossini a la pena de 3 años y 6 meses de prisión. Además, absolvieron a Marisa Laura Valdéz, Patricia Lorena Berrino, María Lorena Molinas, Daniela Reatti, Carolina Fany Pavarin y Miriam Sabella, empleadas de la firma de Rossini, al considerar que actuaron cumpliendo directivas.

El Tribunal admitió los argumentos del fiscal federal Martín Suárez Faisal, quien había pedido 18 años de prisión contra Mario Rossini por ser coautor de defraudación por administración fraudulenta en concurso real, con captación de ahorro público e intermediación no autorizada en el Mercado de Valores, agravada por la utilización de medios masivos de difusión. Por su parte, su hermano Omar Rossini fue condenado como coautor del delito de administración fraudulenta por haber sido miembro del directorio y vicepresidente de Bolsafe entre diciembre de 2006 y mayo de 2011.

El fiscal Suárez Faisal sostuvo en su acusación que entre 2003 y 2012 el presidente de Bolsafe Valores y BV Emprendimientos “administró de manera fraudulenta los bienes, títulos, valores y dinero que le fueron confiados en custodia por al menos 408 damnificados, a quienes les produjo un perjuicio individual a través de diferentes actos de disposición a través de ambas firmas”.

Al mismo tiempo, destacó que “sumados a esa cantidad de víctimas, otras 61 se presentaron a querellar y 100 más lo hicieron por la vía civil, por lo que el número final de damnificados asciende a 569 entre personas humanas y jurídicas”.

La segunda modalidad delictiva que le endilgaron a Rossini fue “la transferencia directa de títulos y valores de los comitentes a BV sin que mediase orden para disponer de esos títulos”. Para el fiscal, “necesitaba tener esas dos estructuras para captar los fondos, títulos, bonos o lo que fuera y luego poder venderlos en el mercado".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?