Cómo sigue la causa de abuso sexual contra el jugador Ignacio Irañeta

Cómo sigue la causa de abuso sexual contra el jugador Ignacio Irañeta

El exjugador de Independiente Rivadavia está acusado de abusar sexualmente de una sobrina. A más de tres años de la denuncia y de varias oposiciones, la causa está cerca del juicio.

Gabriela Guilló

Gabriela Guilló

Ignacio Irañeta era delantero de Independiente Rivadavia de Mendoza cuando en enero de 2019 lo denunciaron por abusar sexualmente de una sobrina, de por entonces 3 años. Actualmente la causa sigue su curso y está a punto de elevarse a juicio.

Irañeta era jugador de la Lepra en el momento que se conoció la denuncia que hizo la madre de la pequeña y que generó conmoción en el ambiente futbolístico. La Justicia lo acusó de abuso sexual gravemente ultrajante, aunque el sospechoso nunca estuvo detenido. 

El imputado fue citado a declarar, pero recién se presentó en la Justicia a finales de enero y aseguró ser inocente. En su versión de los hechos negó absolutamente todos los cargos y remarcó que existían algunas contradicciones por parte de la denunciante. Días después, la nena fue sometida a cámara Gesell y, de acuerdo a la parte acusatoria, el resultado fue limpio y sin impugnaciones.

Irañeta siguió jugando en Independiente a pesar de la causa en su contra y en abril del 2021 iba a ser contratado por otro club. Huracán Las Heras anunció que iba a contratarlo, pero el repudio por la grave acusación sobre el hombre de 36 años fue tan fuerte que la institución decidió que quedara desvinculado. Desde ese momento es jugador libre.

La investigación, en tanto, siguió su curso. Se realizaron varias testimoniales y desde la defensa solicitaron dos veces el sobreseimiento del deportista. En ambos casos la Justicia no dio lugar y el fiscal Gustavo Stroppiana está a punto de elevarla a juicio.

La prueba fundamental de la querella es la cámara Gesell, mientras que el defensor apunta a contradicciones en la denuncia y deslizan que podría existir el Síndrome de Alienación Parental, es decir, el supuesto desorden psicopatológico -sin base científica- que padecería la niña y en el cual la madre, en este caso, influiría en ella para que hablara y actuara en contra de su tío.

Este Sindrome (SAP) es utilizado en muchas defensas de personas acusadas de abuso, y el propósito es señalar a la madre de la víctima por influir en su hija "llenándole la cabeza" en contra el acusado y haciéndoles creer que la abusó. 

De todas maneras, los pesquisas creen que existen pruebas contundentes contra Irañeta y en los próximos meses podría sentarse en el banquillo de Tribunales. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?