Abusos en la UNCuyo: el fiscal pidió la elevación a juicio de la causa

Abusos en la UNCuyo: el fiscal pidió la elevación a juicio de la causa

Son cuatro los imputados por casos de abuso sexual simple, en grado de tentativa y con acceso carnal. Las víctimas poseen situaciones de victimización secundaria.

Esta semana se solicitó la elevación a juicio de la causa por los abusos cometidos en la UNCuyo (Universidad Nacional de Cuyo) y todos los imputados fueron notificados. Tras más de tres años y medio de proceso, la abogada de las víctimas reclama por las demoras 

Darío Nora, el fiscal que investiga los hechos, consideró que la etapa probatoria ya está completa y que existen pruebas suficientes para ir al debate. Con un relato de los siete hechos que se encuentran detallados desde el inicio de la pesquisa, el representante del Ministerio Público fiscal requirió que la causa ya pase a la instancia de juicio oral. Ahora solo faltaría esperar a que se cumpla el plazo de tres días para saber si los acusados deciden apelar.

"Los imputados fueron notificados y tienen el derecho de oponerse a los requerimientos, pero hasta el momento no he visto que hayan presentado nada. Una vez que termine toda esta cuestión, se fija la fecha de debate, que ojalá sea este año", dijo la abogada querellante, Viviana Beigel a MDZ.

Desde 2019, Leandro Fontán Blanch, Mario Codoni y Lucía Fernández están imputados como partícipes primarios ya que habrían sido facilitadores para que los abusos sexuales se cometieran en las reuniones de la Agrupación Universitaria Nacional (AUN), de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, de la UNCuyo. En tanto, Mauro Aguirre, exdocente y militante de la misma, está imputado por abuso sexual simple, tentativa de abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual con acceso carnal, y arriesga una pena de 20 años de cárcel.

Mauro Aguirre, exprofesor y militante.

Demoras

Para Beigel, el problema de base que están padeciendo sus representadas son las graves demoras en el proceso, el cual ya superó los tres años y medio. En concreto, destaca que este caso "ha demorado mucho más de lo que deberían tardar las causas de delitos sexuales".

"Durante el último tiempo he tenido demoras, pero no solo con esta causa, sino también con otras que son muy sensibles, como delitos de abuso sexual infantil. Mientras la Justicia se demora en fijar las fechas de las audiencias y resolver, las víctimas están en el medio, esperando a que la situación termine", argumentó la abogada.

Frente a la pregunta sobre la situación de las víctimas, Beigel explicó que las siete chicas (alumnas de la universidad) están "con situaciones de victimización secundaria porque han tenido que declarar varias veces, han sido sometidas a pericias y declararon todo lo que les ocurrió en cámara Gesell". Además, puntualizó que "la idea de las denunciantes es que esto (el juicio) ocurra lo antes posible".

"Esto resulta bastante difícil de transitar para ellas y, con todo lo que implica denunciar un abuso sexual, es hora de que se resuelva", resaltó la letrada.

Pese a la compleja situación de las jóvenes, desde hace varios meses se intentaba llegar a la instancia de juicio oral, pero la defensa de los imputados presentó recursos que demoraron tal situación. "Son plazos que exceden toda lógica y ellas los han sufrido porque son hechos que vivieron en el cuerpo y los siguen reviviendo en el proceso judicial al contarlos cada vez que declaran", agregó Beigel. 

Por último, puntualizó que, cuando el debate finalice, "ellas van a poder retornar a una vida normal, si es que así se puede decir". "Después del abuso sexual vida normal no se tiene, pero al menos van a poder reparar en cierta medida el dolor que sintieron".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?