Los abusadores amenazaron de muerte a la panadera que salvó a la víctima

Los abusadores amenazaron de muerte a la panadera que salvó a la víctima

"Los vamos a matar a todos", le dijeron los seis acusados de la violación en grupo. En tanto, la mujer teme que los familiares de esos sujetos atenten contra su integridad.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

“Ya sabemos dónde trabajan y vamos a volver, hijos de puta, los vamos a matar a todos”, le dijeron a Natalia los seis acusados de abusar en grupo a una joven de 20 años en Palermo. A través de sus abogados, la comerciante denunció amenazas, pidió custodia y un botón antipánico.

Natalia Duarte y su esposo fueron actores clave ese lunes en el barrio porteño de Palermo Soho. Ambos vieron el auto blanco estacionado y una actitud sospechosa de algunas personas dentro de él. Al mirar con detenimiento notaron que se trataba de un abuso sexual. Rápidamente, llamaron a la Policía y comenzaron a intervenir junto a otros vecinos.

Algunos intentaron llevarse "de los pelos" a la joven que estaba siendo abusada y los detuvieron con palos de escoba. De esta manera, retuvieron a los seis abusadores hasta que los efectivos policiales llegaron al lugar. Sin embargo, cuando eran trasladados a la comisaría, los jóvenes amenazaron a Natalia y a su esposo: "Ya sabemos dónde trabajan y vamos a volver, hijos de puta, los vamos a matar a todos”.

Su denuncia

“Vengo a denunciar que he sido víctima del delito de amenazas el pasado lunes 28 del corriente mes y año, en la intersección de las calles Serrano 1397, en momentos en que nos apercibimos de que una persona de sexo femenino estaba siendo abusada en el interior de un vehículo e intentamos ayudarla para que los autores cesaran en su accionar", formuló en una denuncia presentada por su abogado.

"En ese momento los seis sujetos involucrados en el hecho antes narrado nos refirieron ‘ya sabemos dónde trabajan y vamos a volver, hijos de puta, los vamos a matar a todos’”, continuó.

La mujer explicó que durante el tiempo en que los jóvenes esperaban para ser trasladados recibieron más amenazas similares. Por este motivo, tienen miedo de que las mismas se cumplan.

"Como consecuencia del impacto mediático de la noticia y la multiplicidad de sujetos, sentimos temor, dado que presumimos que los familiares de estos sujetos atenten contra nuestra integridad, en virtud de la actitud que tomamos en el momento en que intervenimos con el objeto de que cesara el abuso sexual flagrante que estaban cometiendo”, remarcaba la denuncia.

Frente a este contexto, la mujer pidió que se les imponga a los acusados una restricción perimetral "para que eviten tomar contacto con mi persona y mi núcleo familiar".

Este miércoles por la noche, los seis imputados por el delito de abuso sexual agravado se negaron a declarar. En tanto, la víctima que se encontraba en "estado de shock", sí lo hizo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?