El crudo relato de la joven que fue quemada por su pareja: "Creí que me tiraba agua"

El crudo relato de la joven que fue quemada por su pareja: "Creí que me tiraba agua"

Hace dos semanas, un brutal intento de femicidio sacudió el departamento de Guaymallén. Un hombre de 37 años roció con alcohol a su pareja y la quemó. Afortunadamente, la joven logró sobrevivir al ataque, pero tuvo que transitar otra angustiante situación.

Ángeles Balderrama

Ángeles Balderrama

Un episodio de horror; eso es lo que vivió una joven de 21 años de Guaymallén. Tras permanecer varios días internada en el Hospital Central, luego de que su pareja la rociara con alcohol y prendiera fuego, obtuvo el alta médica. Sin embargo, al llegar a su hogar, encontró la casa "desvalijada". En medio de ese complejo contexto, relató cómo vivió el hecho.

El martes 15, a las 4 de la madrugada, una persona llamó al 911 y pidió asistencia policial luego de que escuchara a una mujer gritando y pidiendo ayuda en una casa ubicada en calle Ventura Araujo al 3100 de Guaymallén. Rápidamente, efectivos policiales arribaron hasta el lugar y encontraron a una joven con diferentes zonas del cuerpo quemadas.

Luego de ser trasladada al hospital y quedar internada en el área de Quemados del hospital Lagomaggiore, la joven pudo explicar que había sido su pareja, Facundo Nicolás Jara (37) quien la había prendido fuego tras una discusión. En ese contexto, si bien el caso había estado en manos de la fiscalía de Violencia de Género, tras la declaración de la víctima, pasó hacia la ayudante fiscal de Homicidios, Andrea Lazo, quien imputó a Jara por tentativa de homicidio. 

"Él me dio una trompada que me hizo perder la estabilidad y caer al suelo", comentó la joven a una fuente cercana.

Y agregó: "Creí que me estaba tirando agua para despertarme y cuando me tiró en la cabeza sentí olor a alcohol. Con lo poco que podía fijar la visión vi que saco su encendedor de su bolsillo y cuando le dije 'no, no, no' por que no me podía levantar, me prendió el encendedor en las piernas y el fuego subió hasta mi cabeza".

En medio de esa aberrante situación, de la cual terminó con la zona del torso gravemente quemada, se sumó otro episodio de angustia: la familia del agresor ingresó a su domicilio y la desvalijó. "Sin una orden policial, y sin mi permiso ingresaron a mi domicilio y se llevaron todo, dejándome la casa hecha una miseria y casi sin nada", escribió la joven en sus redes sociales mientras se recuperaba en el hospital.

"Lo material no me interesa, si no la actitud que tuvieron siendo padrinos, abuelos... Yo hoy no tengo ni heladera, ni cama. Y además de eso, el padre de mi hijo 40 minutos antes de prenderme fuego, vació mi cuenta bancaria sacando dinero que me pertenecía a mi. Gracias por demostrarme que mi hijo y yo jamás importamos. Por fin salimos de esta familia que defiende a su querido que intentó asesinarme", puntualizó.

El relato de la joven en una de sus redes sociales.

Tras casi dos semanas internada, este fin de semana la joven logró el alta médica y se reunió con su hijo de 4 años. Sin embargo, la compleja situación de salud en la que quedó tras el intento de femicidio y el robo de sus pertenencias, la llevó a publicar un pedido de ayuda para "el que pueda y quiera, sin sentirse obligado".

"Con todo el dolor de mi alma hoy tengo que recurrir a esto. Estoy pidiendo donación de leche y pañales. El que pueda y quiera sin sentirse obligado, acá dejo mi cbu: 0000168300000010266803. Desde ya muchas gracias!", cerró.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?