El engaño de las piletas: 100 denuncias y una estafa de $15 millones

El engaño de las piletas: 100 denuncias y una estafa de $15 millones

Leonardo Zoccolillo y Diego Mei siguen detenidos ya que no han juntado el dinero de la fianza para quedar en libertad. Se suman las víctimas y la Justicia busca la plata que los imputados habrían obtenido con los presuntos fraudes en la instalación de las piscinas.

Ariel Cubells

Llevan más de una semana detenidos los dos responsables de la empresa AP Pìscinas, sospechados de estafar a cientos de mendocinos con la instalación de una pileta. Los acusados aún no han rendido la fianza para quedar en libertad y los investigadores calculan que con sus presuntas maniobras llegaron a hacerse de $15.000.000. 

Leonardo Zoccolillo (42) y Diego Mei (47) son los apuntados en una importante cantidad de denuncias que se acumulan día a día en la Fiscalía de Delitos Económicos. Hasta este fin de semana ya eran cerca de 100 las personas que aseguraron haber sido engañadas por estos hombres y que se presentaron en diferentes comisarías para relatar los hechos. 

"Todos los días recibimos denuncias y esto va a seguir: Después hay que ver si todas se transforman en estafas, o  si son solo incumplimientos en lo pactado con la empresa", le dijo a MDZ una fuente de la investigación. 

La explicación viene a raíz de que hay todo tipo de situaciones vinculadas a esta firma, situada en Vistalba, Luján de Cuyo. Las acusaciones concretas de que las víctimas pagaron la totalidad o una buena parte  de su pileta y que jamás se las instalaron, a pesar de que les habían realizado oportunamente el pozo. "Hay gente a la que le hicieron el pozo en 2019 y todavía no tiene la piscina", graficó el informante. 

Después hay otros casos. Por ejemplo, algunos que dicen que tienen la pileta pero con muchas fallas e irregularidades. En estas presentaciones judiciales los pesquisas deberán determinar si se configuró la estafa o si se trata de incumplimientos menores. 

Lo que sí tienen claro en la Justicia es que Zoccolillo y Mei habrían obtenido una ganancia de 15 millones de pesos, que por ahora los sabuesos no han logrado encontrar en los allanamientos realizados desde que fueron detenidos los sospechosos, el pasado 6 de enero. Hubo varias medidas en las que se secuestró algo de dinero y mucha documentación sobre el funcionamiento de estos vendedores. 

Parte de la documentación conseguida por la Policía. 

Se cree que toda la plata que reunieron podrían haberla gastado en viajes, ya que los sindicados no ostentan una vida lujosa, según se conoció. Los investigadores esperan por estos días contar con esa información sobre posibles salidas del país de los acusados. 

Sin libertad por falta de plata 

 Como las estafas son un delito excarcelable (tienen penas de 1 a 6 años) y los imputados no tienen antecedentes, ambos están en condiciones de quedar en libertad. 

Para lograr este beneficio el fiscal a cargo de los expedientes, Flavio D'Amore, les impuso una fianza de $4 millones a cada uno. Una vez que rindan este dinero saldrán de la comisaría en la que están alojados, aunque también deberán comprometerse a cumplir otras condiciones. 

Sin embargo, hasta este domingo no habían podido presentar la caución económica. Trascendió que han puesto a disposición una serie de bienes que no llegan al monto pedido. pero estiman que durante la próxima semana su podrían acceder a la suma solicitada y salir en libertad. Más allá de esto, seguirán imputados y con gran cantidad de causas por enfrentar. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?