La historia del joven que murió ahogado al intentar salvar a un perro

La historia del joven que murió ahogado al intentar salvar a un perro

Franco Pokrajac tenía 20 años y murió el sábado cuando se arrojó a un canal para intentar rescatar a un perro. Allegados al joven aseguraron que era amante de los animales y mostraron su consternación por el triste episodio.

Gabriela Guilló

Gabriela Guilló

Franco Pokrajac tenía 20 años y era amante de los animales. El sábado iba en el auto con su madre por las calles de Luján de Cuyo en Mendoza y al ver que un perro caía a un canal no lo dudó e intentó rescatarlo. Pero la corriente lo arrastró y murió ahogado. Tras conocerse la triste noticia, las muestras de dolor por lo ocurrido no tardaron en aparecer. 

Durante la tarde del sábado, Franco transitaba junto a su madre en auto por la calle Almirante Brown y al llegar a San Martín escuchó los gritos de una mujer que pedía ayuda. Su perro había caído al canal Cacique Guaymallén. En ese momento no lo dudó y se arrojó para salvar al animal.

Pero la corriente era demasiado fuerte. Los minutos pasaban y el joven no aparecía. Su madre, entonces, decidió arrojarse para rescatarlo, pero no pudo. Los vecinos comenzaron a acercarse al lugar y con sogas rescataron a la mujer. Los bomberos cortaron el caudal de agua del cauce y recién en ese momento dieron con el cuerpo del joven, a unos cuatro metros de profundidad, en el interior del sifón. En el lugar también encontraron al perro.

Franco tenía 20 años

Al conocerse el triste desenlace, las muestras de consternación y cariño no tardaron en aparecer. No fueron pocos quienes lo catalogaron como un héroe al arriesgar su vida para rescatar a un animal.

Una amiga del joven, en comunicación con MDZ, sostuvo que su amor con los animales era de siempre.

"Él siempre andaba en patineta y los perros lo seguían a todos lados. Era una locura lo que lo amaban", dijo Miriam y agregó que "siempre que veía un perro mal lo llevaba al veterinario y nunca pensaba en los gastos. Ponía a los animales por sobre todas las cosas".

El chico colaboraba con la Ong Misión, dedicaba a la protección y defensa de los animales y no dudaba en asistir a los perros que encontraba en la calle.

"Siempre les ponía alimento. Es tan triste lo que pasó. El Flaco ,el Sordo , Negro , Vizcacha , Malote y Mona lo van a extrañar porque lo adoraban", dijo Miriam en relación a la decena de perritos de la calle que el joven ayudaba y asistía.

Desde la ONG también lo despidieron con conmovedoras palabras: "Mientras vivimos en un mundo donde cada vez hay más egoísmo y menos comprensión, nos iluminan seres que nos enseñan el verdadero sentido de la vida. Gracias Franco, descansa en paz".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?