Liberan a policías acusados de matar a una mendocina en una comisaría

Liberan a policías acusados de matar a una mendocina en una comisaría

Florencia Magalí Morales falleció el 5 de abril de 2020 en una seccional de Santa Rosa del Conlara (San Luis). Desde el inicio del caso, las circunstancias de su muerte generaron dudas. Ahora, los principales sospechosos fueron excarcelados y los allegados de la mujer reclaman.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La mendocina Florencia Magalí Morales (39) murió en una comisaría de Santa Rosa del Conlara (San Luis) en plena cuarentena, el 5 de abril de 2020. Al principio se habló de un suicidio, pero las circunstancias del hecho empezaron a generar cada vez más inquietud, hasta que dos policías fueron detenidos. La novedad de este martes es que la Justicia puntana decidió excarcelar al encargado de la guardia en la que se produjo el deceso, Dionisio Ontiveros; y al exjefe de la seccional, Reynaldo Heraldo Clavero.

Así lo confirmó el abogado de Clavero, José Daniel Flores, según consignan colegas de Diario de la República. El jueves pasado, el juez penal Jorge Pinto dictó una orden de detención contra ambos hombres por lo ocurrido con Morales en la comisaría 25ª; en tanto que dos agentes femeninas -Johana Paola Torres y María Eugenia Argüello- fueron señaladas por delitos menores y zafaron del calabozo.  

La prisión preventiva duró menos de una semana

Así las cosas, la prisión preventiva duró sólo cinco días, sin que los sospechosos hayan tocado una penitenciaría, ya que fueron alojados en una alcaidía. El abogado Santiago Calderón Salomón, que representa a la familia de Florencia Magalí, contó en declaraciones que publicó El Chorrillero que "la familia se encuentra muy dolida, burlada y revictimizada" ante este cambio abrupto.

Ahora, la Cámara de Apelaciones deberá -o no- ratificar la excarcelación. De ser así, los implicados volverán a estar libres.

La acusación contra Ontiveros fue por "vejaciones y severidades (...), resultando en un grave daño en la salud de la víctima" y por "incumplimiento de los deberes de funcionario público". Por su parte, Clavero fue imputado por decretar ilegalmente la incomunicación de la mujer. A las efectivas Argüello y Torres se les achacó el incumplimiento de sus deberes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?