Le amputaron la pierna por acoso callejero: "Me cagaron la vida"

Le amputaron la pierna por acoso callejero: "Me cagaron la vida"

La joven denunció a un deportista que la acosó en la calle y que provocó una trágica maniobra de otro conductor. Además, reconoció que está medicada, tiene problemas para dormir y recibe acompañamiento psicológico.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Milagros tiene 17 años y tuvo que someterse a una amputación que la dejó sin su la pierna derecha. Sin embargo, el conflicto comenzó por ser víctima de acoso callejero en Córdoba: estaba con su grupo de amigos y un auto se frenó e intentaron subirla. Para evitar la situación, trató de cruzar la calle pero se encontró con un automovilista que realizó una maniobra para cruzar al auto que estaba parado. "Me cagaron la vida", expresó la joven.

El hecho ocurrió el 16 de diciembre en la capital de Córdoba por la noche cuando un Peugeot 207 esquivó a una camioneta Amarok que estaba estacionada en una esquina y en la cual había un jugador de básquet que la estaba acosando. Frente a esa situación, la joven con sus amigas decidió moverse del lugar y fue en ese momento cuando se produjo el impacto.

En ese contexto, Federico Elías, el jugador acusado, se fugó. “Paró el auto, nos dijo cosas y en un instante apareció el otro auto y me chocó. Tengo la imagen en la cabeza del momento en que me chocaron”. Tanto el joven como el conductor del auto que la embistió, Walter Alberto Peyretti, están imputados.

En tanto, la joven que pasó la Navidad con su familia, afirmó que al llegar a su casa, "fue un mar de lágrimas, todos me abrazaban y lloraban”.

Por su parte, Milagros reconoció que está medicada, tiene problemas para dormir y recibe acompañamiento psicológico. En tanto, relató cómo fue el momento en el que decidió verse la pierna: Yo ya sabía desde un principio que me la iban a cortar. Antes de entrar al quirófano el cirujano me dijo. Me durmieron y me desperté y lo primero que hice fue no querer verme. Después tomé fuerzas y me miré las piernas y no lo podía creer, no caía”, explicó a un medio local.

Ni Peyretti ni Elías se acercaron para ver cómo está la joven. “El hombre que me chocó no se acercó a ver cómo estaba. Al otro día sí fue al médico para hablar con mi mamá, pero mi mamá no quiso. Me cagaron la vida. Ojalá paguen por lo que me hicieron”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?