Económico y fácil, prepara unos bastones de polenta en simples pasos

Económico y fácil, prepara unos bastones de polenta en simples pasos

Si quieres tener un snack de bajo costo, toma nota porque te compartiremos los detalles. Una receta súper fácil.

Napsix

Si quieres aprender a utilizar este económico ingrediente y buscas aprender alternativas prácticas para el momento del picoteo ¡estos bastones de polenta serán la mejor opción! Una snack fácil sin recurrir a la fritura, una receta que podrás servir de muchas formas y acompañar con distintas salsas.

Por lo general esta receta es para utilizar las sobras de polenta, esto ocurre cuando preparamos sin contabilizar las porciones y no sabemos cómo reciclarla. Se puede hacer con vegetales al horno o la opción de hoy ¡unos ricos bastones de polenta! Recuerda que es importante sazonar o preparar algunas salsas para que le den más sabor. Ahora apunta todos los detalles.

Ingredientes:

250 gramos de Polenta

1 litro de agua o caldo

2 cditas de sal 

30 ml aceite de oliva virgen extra

pimienta negra molida

Opcional para sazonar:

Ajo granulado

Hierbas provenzales (orégano, romero, tomillo, albahaca...)

Queso Parmesano o similar al gusto (opcional)

Procedimiento: 

Reservamos una fuente o placa para el horno de 40 x 25 cm, la engrasamos y reservamos.

Luego preparamos la polenta, según el tiempo que nos indique el envoltorio. La cocción se puede hacer con caldo o con agua. 

Cuando rompa el hervor colocamos la polenta y removemos con la ayuda de unas varillas. Sazonamos a gusto y bajamos el fuego hasta que espese. 

Luego colocamos la polenta en el molde un dedo de grosor, precalentamos el horno a 200ºC y colocamos la placa por unos 15 o 20  minutos o hasta que estén dorados. Posteriormente dejamos que se enfríe y cortamos los bastones 

Polenta Pasos

Extraer la polenta fría del molde, llevar a una tabla de cocina y cortar en palitos del tamaño que se desee. Si los cortamos muy pequeños pueden ser más difíciles de manejar. Usar un buen cuchillo afilado, limpiándolo con papel de cocina y engrasándolo con un poco de aceite tras cada corte.

Llevar los palitos a una bandeja grande, pintar con más aceite de oliva y añadir un poco de queso rallado fino, o más hierbas, ajo o pimienta, y una pizca más de sal. Hornear hasta que estén bien dorados, unos 20 minutos. Para que se tuesten mejor, girarlos con unas pinzas pasados 15 minutos.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?