Hermosa para el jardín, cómo cuidar una planta de girasoles

Hermosa para el jardín, cómo cuidar una planta de girasoles

La belleza de esta planta es inigualable. Conoce sus principales cuidados

Napsix

El girasol es una planta herbácea que destaca visualmente por la belleza de sus flores amarillas que, como bien dice su nombre, se mueven en torno a la dirección del sol. Se la utiliza para elaborar aceite, para consumir sus semillas y hasta en la producción de biodiesel. Por fuera de esto, muchas familias la adoptan en sus jardines para decorar con el amarillo característico de estas flores. Si estás pensando en sumarlas a tu patio, ten en cuenta estos cuidados.

Si quieres entonces engalanar el jardín de tu hogar con la belleza de los girasoles, entonces tendrás que llevar adelante un mantenimiento muy sencillo. Es que disfrutar de esta planta originaria de América es posible siempre que se tengan en cuenta algunas pautas de cuidado simples, como son la iluminación, el riego y el sustrato.

Ubica tu girasol en un espacio de pleno sol
Fuente: Shutterstock

Iluminación

Un aspecto fundamental a tener en cuenta si deseas tener un girasol en el jardín, es la iluminación. Como bien lo adelanta su nombre, esta planta requiere de buenas dosis de sol directo. De tal manera, la ubicación perfecta para ella será en exteriores donde esté expuesta a luz natural durante buena parte del día o bien en un espacio del interior cerca de una ventana.

Riego

Regar tus girasoles también es importante y la cantidad dependerá del lugar donde te encuentres. Sin embargo, debes saber que requiere de abundante agua especialmente cuando está en la etapa de crecimiento. Lo mismo será clave para que se mantenga fuerte. Asimismo, evita excederte en las cantidades, dado que el riego demás puede provocar encharcamientos y eso, generar la pudrición de las raíces. Por lo tanto, asegúrate de que el sustrato se mantenga húmedo sin excederte en el riego. 

El amarillo característico de los girasoles es lo que destaca de esta planta
Fuente: Shutterstock

Sustrato

En cuanto a la tierra adecuada para tus girasoles, será aquella que, además de ofrecer un buen drenaje, sea suelta y le permita desarrollar las raíces. Sumado a lo anterior, esta planta del jardín te reclamará un sustrato rico en nutrientes, para lo que también se puede optar por abonar con compost casero y fertilizantes orgánicos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?