Unas rosquillas de naranja se ganan el corazón de todos ¡prepáralas y serás el alma de la fiesta!

Unas rosquillas de naranja se ganan el corazón de todos ¡prepáralas y serás el alma de la fiesta!

Aprende a preparar unas deliciosas rosquillas de naranja en pocos pasos con esta receta. ¡Te encantarán!

Napsix

Una rosquilla es un dulce frito u horneado hecho con distintos tipos de masa, desde una masa más o menos esponjosa hasta masas hojaldradas. En este caso, te compartiremos nuestra receta imbatible y deliciosa, fácil de hacer y en pocos pasos. Son unas rosquillas de naranja que te encantarán. Esto es lo que necesitas para hacerlas y el procedimiento. ¡Pon manos a la obra!

Rosquillas de naranja. Fuente: Cocina a Buenas Horas

Ingredientes

500 g de harina de trigo

100 g de azúcar

10 g de levadura química (tipo Royal)

La ralladura de 1 limón

1 naranja

1 huevo

100 ml de nata o leche

60 g de mantequilla a temperatura ambiente

Aceite de girasol para freír

Azúcar para rebozar al gusto

 

Procedimiento

El primer paso para preparar unas sabrosas rosquillas de naranja es poner en un bol grande 500 gramos de harina de trigo junto con 100 gramos de azúcar y 10 gramos de levadura química (seca). Lo que sigue es mezclar en ese mismo bol la ralladura de limón y la de naranja. Reserva la naranja para exprimirla luego y utilizar el jugo.

Rosquillas de naranja. Fuente: Anna Recetas Fáciles

Lo siguiente que debes hacer es, en un bol aparte bate 100 mililitros de nata con un huevo y jugo de naranja. Vierte estos ingredientes líquidos sobre los secos y amasa la mezcla hasta formar una masa homogénea. Luego, con esa masa forma una bola.

Ahora debes añadir a la masa 60 gramos de mantequilla a temperatura ambiente. Incorpórala poco a poco e intégrala. Trabaja la masa durante unos 6 minutos, hasta que quede lisa. Ahora comienza a hacer las rosquillas. Para ello, forma las bolas de un tamaño pequeño (ya que se inflarán después) y en el medio de las bolas has un agujero en el medio con el dedo, estirándolas un poco para que el agujero sea lo más grande posible.

Lo que tienes que hacer ahora es preparar una cacerola con abundante aceite y esperar a que alcance una temperatura óptima de fritura, que es aproximadamente a los 170°C o 180°C. Fríe las rosquillas en tandas de a dos o tres y dóralas por los dos lados.

Deja que las rosquillas de naranja reposen sobre papel absorbente para que el aceite sobrante se escurra. Después pásalas a un plato o fuente con azúcar para rebozarlas. Cuando se enfríen, ya puedes disfrutar de estas deliciosas rosquillas con tus seres queridos. Recuerda guardarlas en un recipiente hermético para que aguanten más frescas.

Rosquillas de naranja. Fuente: Youtube

¡Queremos saber cómo te salieron estas delicias! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?