Rusia quiere hablar de paz, pero un Zelenski envalentonado se niega

Rusia quiere hablar de paz, pero un Zelenski envalentonado se niega

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, advirtió que no negociará con "quienes dan ultimátums"

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El canciller de Rusia, Serguei Lavrov, advirtió a Ucrania que los retrasos en el proceso de negociaciones entre los dos países en el contexto que de la guerra, que cumple hoy 200 días, complican la perspectiva de un acuerdo, y el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, respondió que no dialogará "con quienes dan ultimátums".

"No renunciamos a las negociaciones; quienes sí lo hacen deben entender que, a medida que van dilatando ese proceso, más difícil será alcanzar un acuerdo", dijo Lavrov al canal de televisión Rossiya 1.

Horas más tarde, Zelenski respondió que no está dispuesto a negociar con Rusia por el momento.

"Por hoy no, no conversaré con quienes dan ultimátums", dijo en una entrevista concedida a la televisora estadounidense CNN, según la agencia de noticias Sputnik.

El líder ucraniano señaló que Rusia es una "vecina con una gran población" y en todo caso tendrán "que vivir como vecinos".

Sin embargo, instó a no aliviar la presión a partir de sanciones a Moscú y admitió la posibilidad de debatir el levantamiento de las restricciones particulares.

"No podemos levantar ninguna sanción ahora, no podemos negociar con Rusia ahora, no podemos tener una conversación sustantiva con Rusia hasta que no abandonen nuestro territorio. Después de eso, sí, podemos empezar a discutir la política de sanciones, el levantamiento de sanciones individuales", afirmó Zelenski.

El mandatario dejó claro que uno de los temas del diálogo debería ser también las reparaciones de Rusia.

"La diplomacia, el diálogo. Podemos involucrar a los líderes de todos los países y todas las instituciones", insistió.

Ambos países celebraron varias rondas de negociaciones para lograr un acuerdo que ponga fin a conflicto bélico, pero la última fue el 29 de marzo en la ciudad turca de Estambul, a puerta cerrada.

El jefe de la delegación rusa, Vladimir Medinski, informó tras la reunión que Ucrania había presentado una serie de propuestas en las que aceptaba no unirse a alianzas militares, incluida la OTAN, a cambio de garantías de seguridad por parte de varios estados.

Sin embargo, Lavrov denunció el 7 de abril que el anteproyecto de un acuerdo de paz presentado por Ucrania contenía cláusulas diferentes a las propuestas hechas en Estambul.

A mediados de mayo, el presidente ruso, Vladimir Putin, calificó de "prácticamente suspendido" el proceso negociador entre Rusia y Ucrania, y dijo que Kiev "no se muestra interesado en un diálogo serio y constructivo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?