Murió el militar boliviano que asesinó al Che Guevara

Murió el militar boliviano que asesinó al Che Guevara

Se trata de Mario Terán. Tenía 80 años y problemas pulmonares. En 1977 había confesado que dudó "40 minutos antes de ejecutar la orden" y que fue "el peor momento" de su vida.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El militar boliviano retirado Mario Terán, conocido por haber sido quien ejecutó al guerrillero argentino Ernesto 'Che' Guevara, falleció en la madrugada de este jueves en un hospital en la región oriental de Santa Cruz a los 80 años. Estaba casado y tenía cinco hijos.

"Me avisaron que estaba internado y que en la noche lo habían desahuciado prácticamente de cualquier posibilidad de recuperación y a las 7:00 hora local  (13:00 CET) me avisaron que murió", contó a EFE, Gary Prado Salmón, el también militar retirado que capturó al 'Che' en Bolivia. Terán estuvo tres semanas internado en el hospital de la Corporación del Seguro Social Militar (Cossmil) en Santa Cruz.

Según la prensa boliviana, Terán estaba aquejado de un problema pulmonar que se agravó en el hospital y le mantuvo en la unidad de cuidados intensivos. Salmón recordó que Terán fue su estudiante en la escuela de Sargentos en 1961 y que lo apreció mucho, incluso le recomendó que tuviera un "perfil bajo" ante el constante acoso que tuvo por ser el ejecutor del 'Che'. "Ha sufrido bastante con ese acoso, pero ha sabido salir de frente y tranquilo", comentó.

Además, señaló que la ejecución de Guevara fue una "disposición que fue tomada en razón del interés nacional" y que Terán simplemente cumplió con la orden "sin despedidas, sin discursos", como se cree, y que fue "rápido". También destacó que fue el entonces presidente de Bolivia, René Barrientos, quien asumió la responsabilidad por la ejecución del 'Che'. Terán confesó en 1977 a la revista Paris Match que dudó "40 minutos antes de ejecutar la orden" y que fue "el peor momento de su vida".

El Ejército boliviano derrotó a la guerrilla del 'Che', lo capturó y el 9 de octubre de 1967 ordenó su ejecución en la localidad cruceña de La Higuera, en el sureste del país. Los restos del revolucionario fueron trasladados hasta el municipio cruceño de Vallegrande, donde estuvieron enterrados durante 30 años, antes de ser repatriados a Cuba en 1997.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?