Alerta en el Vaticano por dos curas ucranianos detenidos por tropas rusas

Alerta en el Vaticano por dos curas ucranianos detenidos por tropas rusas

Dos sacerdotes de la Iglesia greco-católica ucraniana fueron detenidos por fuerzas rusas en Zaporiyia, Ucrania, por "supuestas actividades subversivas", informó este domingo la prensa del Vaticano

Redacción MDZ Online

Se trata de los padres redentoristas Ivan Levystky y Bohdan Geleta, párroco y vicario respectivamente de la iglesia de la Natividad de la Santísima Virgen María en la ciudad a orillas del Mar Negro.

Los dos religiosos, que esta noche se encontraban detenidos, fueron acusados de actividades subversivas contra representantes de las tropas rusas en Berdyansk, por supuesta posesión de armas y municiones y libros sobre la historia de Ucrania, informó Vatican News, el portal de noticias de la Santa Sede.

Las acusaciones fueron rápidamente negadas por el exarcado (circunscripción eclesiástica) de la provincia de Donetsk de la Iglesia greco-católica ucraniana -de la que depende también la provincia de Zaporiyia-, el cual también pidió su "liberación más rápida" en un comunicado.

La nota denunció también "una negación total de los principios fundamentales de los derechos humanos" para los dos sacerdotes, que "en modo absolutamente legal" habían estado en su ministerio durante más de tres años, recogió la agencia de noticias ANSA.

"Fueron arrestados y luego revisaron su casa religiosa y la iglesia y luego, para encontrar una excusa, inventaron la historia de los libros y las armas escondidas bajo tierra", explicó monseñor Maksim Ryabukha, nombrado obispo auxiliar del exarcado arzobispal de Donetsk, una de las dos provincias de la región del Donbass, en el este ucraniano y uno de los epicentros de la guerra iniciada a partir de la invasión rusa.

"Son historias inventadas para justificar el terror contra los religiosos y la población, porque la noticia obviamente también afecta a todos los fieles católicos de Donbass".

Los dos sacerdotes detenidos, explicó, permanecieron en la zona ocupada por los rusos, incluso en estos tiempos tan difíciles.

"En esta terrible guerra siempre han acompañado al pueblo, han mantenido el cuidado paterno y materno de la Iglesia por todos los fieles que lamentablemente permanecen en esta dramática situación de ocupación militar rusa en territorio ucraniano".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?