Así disfruta Carlota Casiraghi de sus vacaciones de lujo en la Costa Azul

Así disfruta Carlota Casiraghi de sus vacaciones de lujo en la Costa Azul

Carlota Casiraghi hizo una escapada junto a su marido a un pueblo francés, que tiene tan solo 5.000 habitantes y es un increíble lugar para relajarse.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Carlota Casiraghi disfruta del verano europeo acompañada de amigos y su esposo en Castel Mare, una exclusiva villa conocida desde el final de la guerra franco-prusiana en 1871. Este lugar fue frecuentado a lo largo de los años por varios integrantes de la realeza a nivel mundial como Beatriz de Holanda, la madre del actual rey de los Países Bajos y los británicos Windsor.
 
La hija de Carolina de Mónaco no tiene títulos monárquicos por pedido exclusivo de su madre cuando nació, pero tiene sangre real al ser la nieta de los príncipes Raniero III de Mónaco, fallecido en 2005, y Grace Kelly, fallecida en 1982. Es una royal y se mueve en un círculo aristocrático y lleno de lujos, como lo demuestra en todas sus vacaciones.
 

Carlota Casiraghi con amigos. Fuente: Instagram @celinebrugnon.

En esta oportunidad viajó a Cap d’Ail, una comuna francesa de la Costa Azul situada entre Niza y el Principado de Mónaco, donde se ubica Castel Mare, una mansión construida en 1911 por el príncipe Enrique de Reuss-Köstriz, heredero durante un tiempo del trono holandés.

 Una escapada con amigos

Carlota Casiraghi y el galerista Kamel Mennour, se conocieron cuando la royal estaba en pareja con Gad Elmaleh, el actor marroquí y padre de su primer hijo. Si bien la relación terminó en 2015, Casiraghi conservó muchas amistades como la de Mennour, quien es propietario de una de las galerías de arte contemporáneo más destacadas de París e íntimo amigo de Elmaleh.
 

La viste de Castel Mare. Fuente: Instagram @celinebrugnon.

El viaje a Cap d’Ail tuvo que ver con que Mennour abrió en Castel Mare una muestra del trabajo de varios de los artistas representados en su galería y Casiraghi no dudó en apoyar a su amigo. Incluso, estuvo acompañada de su esposo y padre de su segundo hijo, el productor de cine independiente francés Dimitri Rassam.
 
Cap d’Ail es una comuna pequeña de casi 5.000 habitantes y no tiene muchas atracciones, pero es un lugar ideal para descansar. Hay un amplio abanico de ofertas hoteleras y se puede visitar Plage Male, un restaurante con salida al mar increíble, se puede descansar en la playa Mala Beach Coastal Path y recorrer el Sentier du Littoral.
Discussion 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?