Extraño programa eslovaco contra la covid-19

Extraño programa eslovaco contra la covid-19

El programa de gobierno obliga a todos los habitantes mayores de 10 años a ser testeados de covid-19. Aquellos que no se hagan la prueba no podrán circular libremente. Hay desacuerdos entre el primer ministro y la Jefa de Estado.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Eslovaquia tiene 5,45 millones de habitantes y desde el sábado comenzó a testear por coronavirus a toda la población mayor de 10 años.

El primer ministro, Igor Matovic, aseguró que tienen “una gran oportunidad de demostrar a Europa y al mundo que hay otras formas de hacer las cosas sin cerrar la economía y sin dejar a millones de personas sin empleo durante la apertura de los centros de prueba.

La mitad de la población del país se hizo la prueba de covid-19 este sábado y 25.850, el 1% de los testeados, resultó positivo y deben entrar en cuarentena. Además se registraron 2-573 nuevos contagios por lo que Eslovaquia tiene una tasa de contagio de 528 por 100.000 habitantes, igual a la de España.

En la primera ola de la pandemia, el país blindó las fronteras y decretó un duro confinamiento. Ahora intenta evitarlo aislando a los contagios activos y no paralizando la economía.

El plan se divide en dos partes: en la primera se realiza un testeo a todos los ciudadanos este fin de semana y en la segundo se repite el sábado y domingo próximos.

Las pruebas se realizan en los casi 5.000 centros electorales donde los eslovacos suelen ir a votar y aquel que no se presente no podrá tener el certificado de libre circulación.

Para llevar adelante el operativo, el ejercito eslovaco contó con la colaboración de 30 médicos militares austríacos, lo que generó críticas por parte de sectores nacionalistas. Además, colaboran 193 asistentes médicos de Hungría.

La ministra de Defensa austríaca, Klauda Tanner, declaró que “en la lucha contra el virus, debemos ser solidarios y apoyarnos mutuamente cuando se necesite ayuda”.

El primer ministro Matovic aseguró hoy a los medios que aquellos que no se sometan a los tests deberán confinarse durante diez días en sus casas.

Sin embargo, la jefa de Estado, Zuzana Caputova,  critico esa sanción porque considera que divide a la sociedad.

“Solicito que se suprima esta categorización de los ciudadanos entre los que tengan permiso de libertad y los otros –comentó-, porque no pudieron asistir a hacerse una prueba. Esta situación lo que hace es dividir a la sociedad y es lo último que necesitamos”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?