Israel logra el reconocimiento de otro país árabe y Trump festeja

Israel logra el reconocimiento de otro país árabe y Trump festeja

Israel alcanzó otro acuerdo histórico al normalizar sus relaciones diplomáticas con Sudán, por lo que ese país africano se convirtió en la tercera nación árabe que adopta recientemente esta decisión con la mediación de Estados Unidos.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Israel alcanzó otro acuerdo histórico al normalizar sus relaciones diplomáticas con Sudán, por lo que ese país africano se convirtió en la tercera nación árabe que adopta recientemente esta decisión con la mediación de Estados Unidos, lo que fue celebrado enfáticamente por el presidente norteamericano Donald Trump.

"GRAN victoria hoy para Estados Unidos y para la paz en el mundo. ¡Sudán aceptó un acuerdo de paz y normalización con Israel! Con Emiratos Árabes Unidos y Bahréin son TRES los países árabes que hicieron esto en solo unas semanas. ¡Les seguirán más!", escribió el mandatario, pese a que Israel y Sudán nunca estuvieron en guerra.

Con Sudán suman cinco los Estados árabes que ya reconocieron a Israel, dado que Egipto y Jordania firmaron acuerdos de paz hace décadas.

Trump, quien se encuentra inmerso en la recta final de la campaña por su reelección, luego habló directamente con la prensa y adelantó que "al menos cinco (países árabes) se quieren sumar" a estos acuerdos promocionados por la Casa Blanca. Si bien el mandatario no adelantó quiénes son, sí deslizó a una de las principales potencias del mundo árabe: "Esperamos que Arabia Saudita sea uno de esos países".

Desde la caída del régimen de Omar al Bashir en abril de 2019, Sudán es gobernado por un Poder Ejecutivo de transición, en el que los militares y civiles comparten el poder hasta las elecciones previstas para 2022. Este gobierno enfrenta dificultades económicas con una fuerte depreciación de la libra sudanesa y salir de "la lista terrorista" de Estados Unidos significaría poder solicitar ayudas y préstamos a las principales instituciones financieras internacionales.

Por eso, pese al mal estado de su economía, la Casa Blanca anunció hoy que Sudán depositó 335 millones de dólares como parte de un acuerdo para indemnizar a sobrevivientes y familiares de víctimas estadounidenses de ataques cometidos cuando el expresidente Al Bashir protegía a combatientes del grupo extremista Al Qaeda. De hecho, Trump demandaba estas indemnizaciones para quitar a Sudán de la lista de países que apoyan al terrorismo, aunque fuentes diplomáticas no identificadas sostienen hace meses en la prensa internacional que el verdadero intercambio era el reconocimiento de Israel.

"¡Qué formidable cambio! Hoy Jartum (capital de Sudán) dice sí a la paz con Israel, sí al reconocimiento de Israel y a la normalización con Israel", celebró el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, citado por la agencia de noticias Télam, luego de conocerse el acuerdo.

En paralelo, Israel también comenzó a negociar la demarcación de las fronteras marítimas con Líbano, otro acercamiento con un país árabe que no reconoce a Tel Aviv impulsado por Estados Unidos. Pese a que la milicia islamista Hezbollah, declarada enemiga de Israel, es parte de la coalición oficialista, ante la profunda crisis económica del país, las autoridades aceptaron abrir este canal de diálogo, en un intento de poder desbloquear ayudas internacionales.

Netanyahu agregó que delegaciones de Sudán e Israel "se reunirán pronto para discutir sobre cooperación en varias áreas, principalmente la agricultura, el comercio y otros sectores importantes".

Sudán se convierte en el tercer país árabe que anuncia desde agosto la normalización de sus relaciones con Israel, después de Emiratos Árabes Unidos y Baréin, celebró Netanyahu, quien se reunió a principios de año en Uganda con el general sudanés Abdel Fatah al Burhan, jefe del Consejo Soberano, que monitorea la transición al poder civil en el país.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?