Las causas del atraso argentino, según un analista internacional

Las causas del atraso argentino, según un analista internacional

El ensayista y politólogo italiano Loris Zanatta analizó en MDZ Radio las causas del atraso argentino.

MDZ Radio

MDZ Radio

Loris Zanatta es uno de los más prestigiosos analistas internacionales que indaga sobre los orígenes del populismo y las fallas estructurales de la democracia representativa occidental.

El historiador también suele tener un discurso muy crítico del pobrismo religioso que se propala en los púlpitos de la iglesia católica, hoy bajo el mando del papa Francisco.

Al ser consultado en el programa No tan Millenials, Zanatta señaló que "el peronismo ofreció un canal para vehiculizar las demandas, pero el peronismo encontró eco en los sectores urbanos, allí se presentó como un canal de participación de la clase obrera, pero la situación fue diferente en las provincias donde existe aún un dominio feudal".

Si bien enfatiza que el peronismo es uno de los fenómenos determinantes en el cuadro de situación que afecta a la Argentina en los últimos 75 años, Zanatta sostiene que "al mismo tiempo que la clase obrera fue integrada en todo el mundo occidental, en el caso del peronismo se la integró de forma no pluralista".

La Argentina del siglo XX estuvo atravesada por interrupciones del golpismo militar y por breves pero insustanciales ciclos de vigencia democrática. Es en esos orígenes donde Zanatta identifica la marca matriz del peronismo.

"En los orígenes no era pluralista, era el partido de la patria, del régimen del partido único, con la cultura autoritaria y vertical que domina a este tipo de formaciones y que en el caso del peronismo se grabó a fuego en su origen". 

Sobre la idiosincrasia de la clase dirigente peronista, el ensayista postula que no cambió, ellos sigues pensando que el peronismo es de la patria". 

Pero este derrotero peronista encontró un notable freno en las pasadas PASO. "Nunca el peronismo tuvo tan pocos votos como en las PASO, algo está cambiando", reflexionó.

Al ser consultado sobre el fenómeno populista que emerge en distintas partes del mundo a la par que se ahonda la crisis económica, que galopa sobre la crisis sanitaria, Zanatta explicó que "la democracia liberal vive en un desafío continuo, al mudar las condiciones históricas, se encuentra crónicamente en crisis, las crisis son profundas por cambios en las costumbres, en las redes sociales, cambian las formas de relacionarse de las personas".

En este sentido, apuntó que las fallas que debe atender la democracia representativa "tienen que ver con los cambios en la representación de la sociedad, cuanto más la sociedad se fragmente como una condición natural de la modernidad es más difícil la representación, los conceptos de base de democracia liberal siguen en la base de la república, los poderes no se concentran tienen que balancearse, pluralismo, libertad para expresarse".

Afirmó que el enemigo del pluralismo tiene que ver con la política de grupos: "El gran enemigo de la sociedad abierta es la política de cuerpos, grupos que reivindican su autonomía de identidad. separada de la sociedad". 

Pero, aclara, "en la base están las personas, no los grupos, los grupos son instrumentos de reivindicación identitario, y los grupos obligan a los otros a integrarse a los grupos. Se ponen en pedestal de su superioridad, porque creen que su pueblo es el único pueblo legítimo, así transforman a la política en una dialéctica plural, como una guerra de religión, aglutina de un lado y otro, es la lógica sistémica de amigo y enemigo que destruye las instituciones".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?