Qué beneficios podría tener practicar pilates durante el embarazo

Qué beneficios podría tener practicar pilates durante el embarazo

El pilates es una de las actividades más recomendadas para transcurrir el embarazo, no solo le permite a la mujer poder realizar ejercicio físico, sino que trae beneficios a la hora del parto.

MDZ Femme

MDZ Femme

Ya todas conocemos la gran cantidad de ventajas a nivel físico que ofrece practicar pilates, pero también se presenta como una gran alternativa de realizar actividad física para aquellas que se encuentren atravesando el embarazo. Esta disciplina de bajo impacto puede reducir notablemente los dolores de espalda característicos de este periodo, además de mejorar la circulación y preparar el suelo pélvico para el parto.

En diálogo con MDZ Femme, Jorgelina Giol, profesora de Educación Física e instructora de pilates en su estudio FLEXO, explicó en detalle cuáles son los beneficios que ofrece esta actividad a las embarazadas.

Los distintos ejercicios del pilates te preparan no solo para el parto sino para el post. Foto: Shutterstock.

Pilates es un sistema de entretenimiento físico que trabaja el cuerpo de forma integral activando todas las cadenas musculares en sinergia. Es postural, es funcional y es terapéutico. Nos ayuda a trabajar fuerza, movilidad, flexibilidad y estabilidad. 

Giol explica que los principios del pilates, tanto para embarazadas como para cualquiera que lo haga, son la concentración, la respiración, la centralización, la precisión y la fluidez a la hora de realizar los ejercicios. Trabajar tanto en la respiración como en la concentración te ayudará a la hora de dar a luz.

Los beneficios de practicar esta actividad estando embarazadas incluye el fortalecimiento de la pared abdominal, del suelo pélvico y la cadena posterior (antes y después del parto). Además, mejora y regula el sistema cardiovascular. Reduce la retención de líquidos y potencia el bienestar psicológico, logrando mantenernos activas y durmiendo mejor en las noches.

Practicar pilates luego de dar a luz te ayudará a disminuir los dolores musculares. Foto: Shutterstock.

Jorgelina aclara que jamás haciendo pilates puedes lesionarte u ocurrirle algo al bebé. Explica que hay alumnas de su estudio que siguen yendo a entrenar hasta en el octavo mes. “La restricción la pone la alumna a la hora de hacer algún ejercicio, según como ella se sienta”, agregó la instructora. Igualmente, toda actividad física se tiene que llevar a cabo con consentimiento médico. 

Luego del parto, el pilates también se presenta como una alternativa excelente para recuperar la estabilidad del cuerpo y evitar dolores musculares, además de ayudar a vencer la retención de líquidos y el estreñimiento característico del postparto. Y, por último, pero no menos importante, te ayudará a recuperar el equilibrio emocional, ya que muchas pueden experimentar tristeza, angustia y ansiedad en esta etapa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?