Un dolor de cabeza: ¿por qué cuesta tanto conseguir cubiertas?

Un dolor de cabeza: ¿por qué cuesta tanto conseguir cubiertas?

La escasez relativa de divisas y la alta demanda por las vacaciones son un cóctel explosivo para el sector de los neumáticos. Las fábricas locales no dan abasto ni cuentan con las materias primas suficientes, que son importadas.

MDZ Autos

MDZ Autos

Es muy usual ver en las redes sociales a personas quejándose o porque no consiguen cubiertas para su auto, o porque las que están disponibles salen carísimas. Los grupos de Facebook de propietarios de tal o cual modelo se pasan datos respecto dónde conseguir tal medida, tal marca, o consultar por una cubierta poco conocida y solicitar referencias.

Esto se debe básicamente a dos motivos: primero que nada porque diciembre y enero suelen ser meses de alta demanda de cubiertas por la cercanía de las vacaciones; pero, por el otro lado, porque las cubiertas importadas entran a cuentagotas y las fábricas nacionales muchas veces no cuentan con los insumos importados necesarios para sostener la producción y por ende la oferta.

El cóctel es explosivo: poca oferta, precios altísimos y mucho malestar. Incluso en grupos cerrados, se recomienda ir al exterior a cambiar las cubiertas, como pasó en Mendoza hace algunos años cuando el cambio nos era súper favorable a los argentinos en Chile. Hoy ocurre algo similar con Paraguay, donde hay stock y a excelente precio, pero a la gran mayoría de los argentinos, y a los mendocinos en particular, nos queda muy lejos.

La falta de productos se agravó en la última parte del año pasado debido a la decisión del Gobierno nacional de restringir las importaciones para cuidar las divisas (dólares). La situación produjo un incremento fenomenal de precios, pero muchos modelos directamente no están disponibles en el mercado, según detalla un informe de Ámbito Financiero.

En Argentina hay tres fábricas de cubiertas: Pirelli, Firestone/Bridgestone y Fate, la que más produce y provee. Pero “Fate cubre 20% de la demanda de todo el país. A pesar de que están las otras marcas importadas, como Michelin y Goodyear, que ayudan a proveer a los consumidores, queda siempre un déficit”, detalló Jorge Luis Pérez, dueño de la cadena de gomerías Mr. Wheels.

A esta situación hay que agregar que las fábricas locales enfrentan inconvenientes para producir debido a que algunos de los insumos requeridos para fabricar neumáticos son importados. “Por más que esté la fábrica acá, los insumos son de afuera y entran a cuentagotas por el tema del dólar. Eso hace que se agudice más el problema”, acotó Pérez, y añadió: “Nosotros vendíamos 10 neumáticos y reponíamos tres. Eso ha ido volteando el stock de las gomerías”.

 “Se está haciendo difícil conseguir neumáticos porque hay poco. Gomerías como las nuestras compran cubiertas a los distribuidores oficiales. Ellos las están restringiendo para el consumo de sus clientes. Los revendedores como nosotros somos los que más estamos sufriendo el golpe”, completó Pérez.

Asimismo, el aumento de precios provocó que los consumidores cambien de hábitos. Así, los dueños de los vehículos particulares se volcaron a consumir neumáticos mucho más económicos que los que preferían hace algún tiempo. 

“Los clientes han bajado de categoría. Una cubierta rodado 13 que no se consigue hace rato ha pasado de costar 8.000 o 9.000 pesos a 14.000 o 15.000 pesos, lo mismo que una cubierta rodado 14, que son las que usan los autos de baja gama”, detalló Rita Silva, gerenta de una empresa representante de neumáticos Michelin. 

Respecto a los precios, los neumáticos aumentaron cerca de 220% en el último año. La cubierta para un auto de gama alta estaba en los 10.625 pesos en el 2020 y ahora trepó a los 34.000 pesos.

Todas las miradas apuntan a que se libere, al menos un poco, la importación de neumáticos y de materias primas para elaborarlos en Argentina. Mientras, es un clásico ver cómo automovilistas que necesitan renovar las cubiertas se pasan datos en redes sociales para obtener primero el producto y luego a un precio más o menos razonable.

Incluso hay memes al respecto, los cuales ayudan a reír para no llorar:

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?