Detailing nivel Dios: cómo dejar reluciente el interior de tu auto

Detailing nivel Dios: cómo dejar reluciente el interior de tu auto

El trabajo concienzudo y dedicado del lavado de autos se ha instalado entre los fanáticos de la mano de las redes sociales. En esta nota te compartimos todos los trucos para que el habitáculo del vehículo brille.

MDZ Autos

MDZ Autos

Limpiar y acondicionar el interior de nuestro vehículo es muy importante ya que al fin y al cabo es dentro del habitáculo donde más tiempo pasamos y más disfrutamos, o no.

En el interior del auto o camioneta se acumula tanta suciedad o más que en el exterior. Polvo, tierra de los zapatos, humo de la polución o el tabaco y el propio sudor y grasa de la piel se va acumulando en los distintos materiales (salpicadero, tapicería, moqueta, alfombrillas, techo, gomas), deteriorándolos con el tiempo. Quitar las manchas y mantenerlo impecable es el placer de estrenar coche nuevo.

Según el sitio especializado Manual del Detailing, con los elementos indicados y una dedicación especial, está en nuestras manos realizar un trabajo profesional. Vamos por partes. 

Herramientas y productos a utilizar

- Cepillos varios de todas texturas y tamaños para tapicerías y moquetas, alguno con cerdas adaptables en tamaño.

- Limpiadores para plásticos y vinilos con acabado mate o brillante.

- Toallas de micro fibra en abundancia.

- Acondicionadores.

- Acondicionadores de gomas interiores.

- Limpiadores y acondicionadores de cuero.

- Eliminadores de olores.

- Algún disolvente para manchas rebeldes.

Proceso de detallado interior

Empezaremos de arriba a abajo para evitar que la suciedad que desprendamos de las partes superiores termine depositándose en alfombras y tapicerías.

Comenzaremos por los cristales, usando un limpiacristales y toallas de micro fibra teniendo cuidado de no pasar sobre las gomas ni los marcos para evitar que residuos de estos terminen sobre el cristal.

Posteriormente extraeremos la suciedad de los aireadores, rejillas y grietas poco accesibles usando un cepillo de cerdas suaves antes de limpiar el salpicadero y consolas usando un limpiador para plásticos especifico, el cual además nos dará un mejor acabado y protección. Usaremos el mismo proceso para los paneles de las puertas, plafones, tiradores, etcétera.

La tapicería

El primer paso de un correcto detallado de la tapicería, es un concienzudo aspirado, usando antes un cepillo para aflojar la suciedad más incrustada en los tejidos y moquetas, lo cual nos ayudara además a llegar a las zonas menos accesibles retirando las partículas más grandes a zonas donde pueda llegar el cabezal de la aspiradora.

Comenzaremos por las alfombrillas y tapizados traseros, moviendo los asientos delanteros hacia delante. Es una buena idea sacar las alfombrillas y sacudirlas para sacar la mayor parte de suciedad antes de pasar la aspiradora por ellas.

Usar un adaptador más fino para asegurarse de pasar entre los asientos, las guías de estos, junto a las puertas y debajo de los asientos delanteros.

Posteriormente, es necesario mover los asientos hacia atrás y realizar la misma operación en las plazas delanteras.

Para los asientos es posible usar el accesorio de cepillo de la aspiradora, lo cual nos permitirá recoger con mayor efectividad las pelusas, pelos y demás residuos.

Es conveniente golpear con la palma de la mano unos centímetros por delante de la boca de la aspiradora ya que de esta manera la suciedad más profunda se aflojara y será más sencilla de retirar, dando un resultado más efectivo.

Una vez que hayamos aspirado convenientemente todo el polvo y la suciedad de los elementos textiles, es el momento de usar un limpiador de tapicerías para retirar los residuos en profundidad pero conviene tomar la precaución de probar en una pequeña área poco visible, especialmente si es la primera vez que usamos el producto y no conocemos su dosificación.

En todo caso tanto el limpiador de tapicerías tiene una aplicación similar: pulverizar generosamente sobre las partes más sucias de las moquetas y frotar con un cepillo o una micro fibra. En caso de no haber podido sacar todos los residuos en una primera pasada, repetir el proceso tantas veces como sea necesario.

Este proceso también es válido para manchas en tapicerías aunque en este caso el uso de limpiador debe ser más moderado para evitar encharcar el relleno.

Tampoco debemos olvidar en este punto el tapizado del techo, ya que tiende a acumular bastante suciedad proveniente de los humos del trafico y el tabaco, teniendo particularmente cuidado en esta zona a la hora de aplicar el producto limpiador, debido al peso extra que aportan, si el pegamento no esta en un buen estado, podrían llegar a despegar el tapizado del techo.

Una vez retirados todos los residuos, es posible pasar una micro fibra humedecida en agua a modo de aclarado.

Un detalle que tiende a olvidarse y que puede afear el conjunto de nuestro interior es la correcta limpieza de la pedalera.

El proceso de detallado de esta zona, es similar al del resto de las zonas plásticas, rociando una pequeña cantidad de limpiador especifico. Podemos ayudarnos de un cepillo en esta zona, dado el relieve de los pedales.

Posteriormente, pasar una micro fibra húmeda para retirar el producto sobrante, y de igual manera que con el resto de plásticos, es conveniente el uso de un acondicionador para asegurar un mejor acabado y protección.

Dado que queda humedad en moquetas y tapicerías, es conveniente no usar el coche durante unas horas hasta que se haya evaporado, dejando las ventanillas ligeramente abiertas para favorecer esta evaporación.

Ojalá la explicación se haya comprendido, con ese objetivo se acompaña este detallado instructivo del Manual del Detailing con fotos muy clarificadoras.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?