¿Por qué Ford dejó de hacer autos y apostó por los SUV?

¿Por qué Ford dejó de hacer autos y apostó por los SUV?

Un alto ejecutivo de la marca reveló las razones de esta decisión en favor de las camionetas urbanas y en detrimento de excelentes productos, como era el Focus nacional.

MDZ Autos

MDZ Autos

A lo largo de los últimos años, Ford Motor Company dio un giro rotundo en el mercado automotor y, al menos en América, dejó de lado a los hatchbacks y sedanes y se inclinó completamente por los SUV, o camionetas urbanas.

Por ejemplo, en Argentina, Fiesta y Focus dijeron adiós el año pasado y no debería tardar demasiado que lleguen las últimas unidades de Mondeo, luego del cese de su producción en la planta mexicana donde se producía hasta hace poco tiempo. De este modo, en nuestro país, sólo Ka, en sus siluetas hatch y sedán, y Mustang son los únicos auto en la gama del óvalo.

En América del Norte, especialmente en Estados Unidos, sucedió algo similar y en la actualidad sólo el pony car estrella (Mustang) y el GT, se convirtieron en los sobrevivientes.

En sintonía con esta situación, Kumar Galhotra, director ejecutivo de Ford Norteamérica y vicepresidente de Ford Motor Company, en una entrevista realizada por Ford Authority (y citada por Parabrisas) aclaró el panorama y reveló los motivos de este giro.

“La clave aquí es, no sólo para nosotros, el segmento de sedán en sí, que ha estado en declive durante mucho tiempo, y esta situación se ha acelerado en los últimos años”, comenzó diciendo Galhotra.

“Nuestra industria consume muchos recursos: tenemos que crear un producto en particular, la fábrica para construirlo, y todas las herramientas y nuestros proveedores, que pueden costar miles de millones de dólares. Entonces, la pregunta se convirtió, en ese entorno, en una cantidad finita de capital, ¿dónde queremos invertir ese capital? ¿Queremos invertirlo en un segmento en declive o queremos invertirlo en un segmento en crecimiento?”, continuó el directivo.

Viendo cómo se desarrolló la estrategia del Óvalo, claramente, en respuesta a la pregunta anterior sobre el capital, vemos que la marca se inclinó por la segunda opción: “Así que tomamos la decisión de invertir en un segmento en crecimiento, como el Bronco, como el Mach-E, como el Bronco Sport, así que tenemos muchos más productos en camino que compensarán con creces la pérdida de sedanes. Simplemente, como el mercado no estaba comprando esos vehículos, no tenía sentido seguir invirtiendo en él ”, continuó.

Incluso, durante el último tiempo se habló de la posibilidad de que Ford podría lanzar en Estados Unidos el Focus Active, pero Said Deep, director de Comunicaciones de Productos de Ford Norteamérica, cortó todo tipo de esperanzas: “Se remonta a un segmento en declive, y la comprensión de que, cuando miramos esos números, esa podría no ser la mejor opción”.

En Norteamérica, la disminución en la oferta de autos comenzó con Fiesta y Focus y siguió con Taurus, Mondeo y también la línea Lincoln como el MKZ, aunque en el próximo tiempo también desaparecerá el Continental.

Sumado a las nuevas apuestas, además de la línea Bronco y Mustang Mach-E, se espera que parte de los clientes de sedanes sean absorbidos por Maverick, la pick up compacta (tipo Fiat Toro) que prepara la empresa estadounidense.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?