Bomba para reforzar defensas: potenciá tu sistema inmunológico comiendo ajo

Bomba para reforzar defensas: potenciá tu sistema inmunológico comiendo ajo

En estos tiempos todos queremos mantener nuestras defensas bien altas. Ejercicio, bajo estrés ¡y este súper alimento para estar bien arriba!

Food Lovers

Ademas de ser indispensable para muchos en sus cocinas por el exquisito sabor que da a las comidas, el ajo tiene propiedades terapéuticas. Su sabor es delicioso, intenso, a veces un poco dulce y a veces un poco picante, dependiendo de cómo se lo prepare. Se usa en todo el mundo, aunque es oriundo de Asia Central. Ya lo usaban las antiguas civilizaciones como la egipcia y la griega. Se usaba para luchar contra algunas enfermedades, como trastornos gastrointestinales o problemas respiratorios.

Propiedades

El ajo posee Vitamina B6, aceites esenciales, fósforo, cinc, hierro, selenio, y fósforo. Es un gran agente microbiano, y tiene el poder de aumentar la producción de leucocitos. Además combate parásitos y bacterias, hongos y virus. Completísimo. Por eso se puede utilizar para combatir infecciones e intoxicaciones alimentarias, o también sirve para atacar un resfriado. Por otro lado, también sirve para bajar los niveles de colesterol, y reducir las probabilidades de formación de tumores. 

Es antioxidante porque contiene gran cantidad de aminoácidos que refuerzan las funciones inmunológicas en general.

Para conservarlo mejor, hay que guardarlo en lugares oscuros, con circulación de aire, y no muy calurosos. Es aconsejable evitar ambientes húmedos para su mejor conservación.

Cómo consumirlo

Se puede consumir solo o como ingrediente de algunos platos. Un diente por comensal es lo ideal. Se utiliza para dar sabor a salsas, guisos, estofados, ensaladas, carnes asadas, y aliños en general. Se puede consumir fresco o comprar el que viene deshidratado o en polvo, aunque siempre es más efectivo en sabor y en propiedades cuando es fresco.

Si alguien es hipertenso y está tomando medicación para esta condición, es mejor que no consuma demasiado ajo porque podría exagerar el efecto de la medicación. De todos modos, lo mejor siempre es consultar al médico.

El ajo se puede hervir en agua o leche, freír, hornear o comer crudo. Picado, en rodajas muy finas, o machacado. También suelen agregarse en comidas las cabezas completas o los dientes, y luego se extraen, utilizándose como saborizantes solamente.

Se dice que si se saca el brote interior de cada diente, se disminuye su sabor fuerte y se evita "repetirlo" o que dure mucho su olor en el aliento. Al igual que si se hierve en leche.

 

Cómo sacarse el olor 

  • Masticar perejil 
  • Masticar hojas de menta
  • Beber leche
  • Cepillarse los dientes y lengua con un buen dentífrico
  • Enjuagarse con un enjuague bucal fuerte
  • Masticar chicle de mentol
  • Masticar canela en rama
  • Hacer buches de agua con bicarbonato
  • Beber té verde

 

Seguinos en nuestras redes y enterate de todas las novedades del mundo de la gastronomía.

Instagram @FoodLoversMDZ     Facebook FoodLovers.MDZ    Twitter @FoodLoversMDZ 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?