El recomendado: un renovado restaurante y almacén en calle Sarmiento

El recomendado: un renovado restaurante y almacén en calle Sarmiento

Alicia Sisteró cenó junto a la ganadora del sorteo “Crítico por un día” en el restaurante y almacén Santa, la nueva propuesta del chef Mauricio García Hudson y la sommelier Eugenia Loria. Todos los pros y contras de este renovado espacio en esta crítica gastronómica. ¡Pasen y lean!

Alicia Sisteró

Antes este restaurante se llamaba Santa y Pecador, nació hace un par de años. Desde hace muy poquito mutó su concepto y se “reinventó” (esa palabra tan de moda y tan pertinente). Ahora es restaurante y almacén. Y tiene deco nueva, además de cambiar su logotipo y concepto. Está situado en el hotel Internacional, en calle Sarmiento. Con mesas en el interior y en la vereda, este espacio muy afín al turismo (en su momento), por la ubicación y la propuesta, ahora se relanzó abarcando también un público local. Los clientes pueden adquirir productos de producción artesanal, ya sea hechos ahí mismo, o de marcas reconocidas. Conservas, panificados, fiambres, frutos secos y vinos, entre otros.

Fuimos a cenar un martes por la noche, con Milagros Monteverdi, la ganadora del sorteo “Crítico por un día”. Ella hizo la reserva, le enviaron el certificado y la llamaron amablemente un par de horas antes para ofrecerle cambiar la mesa a interior del salón por el viento Zonda de ese día (inicialmente habíamos pedido estar en la vereda). Arrancamos muy bien.

Milagros Monteverdi, ganadora del sorteo "Crítico por un día"

 

Al llegar nos recibió un camarero con su tapaboca puesto, y nos guió a la mesa. Escaneamos un código QR y pudimos ver la carta digital. En la mesa había alcohol en gel, como lo marca el protocolo de seguridad por la pandemia.

Pedimos un vio tinto, un malbec Serie A de Zuccardi . Su temperatura no era la adecuada, por la que el camarero ofreció traernos una frapera con hielo. Ahí la cosa mejoró. ($740*)

Para la entrada, probamos una provoleta con hongos salteados, que llegó a la mesa muy bien presentada en una plancha de hierro caliente, acompañada por hojas verdes y tomates confitados ($340*).

También una tabla de diversos quesos con peras y confituras ($450*). Buena calidad de productos, y bien presentado. Con una entrada compartida para dos personas hubiera estado bien. Pero queríamos probar variedad para poder contar en esta nota alguna opción más.

Uno de los platos principales, fue un cordero especiado con polenta con curry y menta. Sabroso, se desarmaba (por su larga cocción), adictivo. Casi lo terminamos ($410*).

Para el otro principal, optamos por una pasta con carne: fideos al huevo con estofado de ternera y parmesano. Sobró, y nos llevamos lo que quedó. El punto de la pasta era el adecuado para ser una casera al huevo. Y el estofado intenso, aromático, intenso, me recordó a los que hacía mi padre ($380*).

Para terminar un budín de pan con pasas de uva, crema chantilly y salsa de dulce de leche. Demasiado compacto, pero de buen sabor.

Y un inolvidable crumble de manzanas con helado de vainilla. Sabroso, cremoso ycrocante, dulce (pero no tanto), y muy grande.

Pulgar para arriba

  • Porciones generosas 
  • Buena relación precio – calidad
  • Vajilla muy linda, colorida, variada, que mejoraba a la presentación de los platos.
  • Servicio muy amable
  • Estricto horario de cierre según protocolo, unos minutos antes nos trajeron la cuenta para desocupar el local puntualmente a las 23 hs.
  • Mobiliario cómodo y mesas amplias

Lo que más nos gustó

El crumble de manzanas, realmente exquisito. Coincidimos con Milagros  en general en casi todos los aspectos, y sobre todo en este.

Pulgar para abajo

  • No cambiaron los cubiertos que usamos en la entrada, para el plato principal.
  • Las hojas verdes de la provoleta sobre la plancha caliente.
  • El camarero no presentó ni explicó los platos.

Lo que menos nos gustó

El vino que pedimos no estaba a la temperatura adecuada. Lo supusimos, porque el mozo lo sacó de una estantería bien alta (contraindicado para guardar vinos porque se calientan). Al abrirlo, antes de que lo probemos, nos advirtió que iba a estar “natural”...  Estaba tibio en realidad, por lo que le solicitamos que lo enfriara un rato en heladera. Ofreció traernos una frapera, y al rato el tema estaba solucionado. 

Conclusión

Un ambiente agradable, servicio amable y cocina sabrosa, suculenta y bien presentada. No apto para quierenes quieren cuidar la línea, imposible no tentarse con tan ricos y calóricos platos (aunque hay ensaladas también). Volveríamos, para probar más platos y vinos.

Santa

  • Dirección: Sarmiento 716, Mendoza.
  • Días y horarios: martes a domingos de 9:30 hs a 23 hs.
  • Comidas: brunchs (sábados, domingos y feriados), almuerzos, cenas.
  • Mesas al aire libre
  • Delivery
  • Opciones vegetarianas y para celíacos
  • Amplia carta de vinos
  • Algunos cocktails clásicos y cervezas.
  • Cafetería y pastelería
  • Total de la cuenta: $2.862*. Incluyó 1 entrada, 2 platos principales, 2 postres, 2 aguas, 1 botella de vino.

*Precios septiembre 2020

NUEVO SORTEO "CRÍTICO POR UN DÍA"

La semana próxima se viene un nuevo sorteo de "Crítico por un día". ¡Atento! tenés que entrar a la nota, llenar el formulario, seguir en redes sociales algunas cuentas, y etiquetar a alguien. Si compatís en tus historias de Instagram la nota o el post arrobándonos, vas a tener más chances.

Los restaurantes, bares y demás negocios gastronómicos no pagan por aparecer en esta sección de Food Lovers. Esta CRÍTICA GASTRONÓMICA fue realizada por la periodista Alicia Sisteró, editora de Food Lovers, quien asistió al local sin presentarse como periodista, y pagó la cuenta.

Seguime en mis redes: Facebook Alicia Sisteró     Instagram @aliciasistero     Twitter @aliciasistero

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?